"Hay vida más allá de la Fórmula 1, lo mejor está por venir"

"Tomo con energía esta nueva oportunidad que la voy a vivir al cien por cien"

La piloto española de Fórmula Uno María de Villota ha declarado este jueves que, tras el accidente que pudo costarle la vida el pasado julio, se encuentra "mucho mejor" y se ha dado cuenta de que "hay vida" más allá de la Fórmula Uno.

La madrileña compareció ante los medios de comunicación, más de tres meses después de sufrir un accidente en el aeródromo de Duxford (Inglaterra) cuando se subía por primera vez al volante de uno de los monoplazas de Marussia. El accidente, que hizo temer por su vida, le costó la pérdida del ojo derecho, que cubre con un parche, además de múltiples heridas en el rostro y la cabeza.

"Me encuentro mucho mejor, pero esto es una carrera de resistencia. Ahora me he dado cuenta de que hay vida más allá de la Fórmula Uno, estoy segura que lo mejor esta por venir y el cariño que he recibido de todo el mundo ha cubierto ya lo que hubiera cubierto toda una vida", declaró Villota en un acto celebrado en el Consejo Superior de Deportes donde estuvo acompañada por Carlos Gracia y Miguel Cardenal, presidentes de la RFEdA y el CSD, respectivamente, y por el doctor César Casado, su médico.

La española contó lo duro que fue despertar en el hospital y darse cuenta de que había perdido un ojo. "Se acercó uno de los cirujanos y con mi familia me dijo 'Te hemos salvado la vida y estamos felices pero tenemos que decirte que has perdido el ojo'", confesó.

Su primera reacción no fue positiva. "En ese momento le dije 'Usted necesita dos manos para operar doctor, pues yo soy piloto y necesito dos ojos para conducir'", recordó con tristeza la madrileña.

Otro momento duro fue cuando se vio en el espejo por primera vez. "Me acercó mi madre en la silla de ruedas y en ese momento el espejo estaba destapado y yo me vi y me quedé aterrada, pero me impactaba más lo que estaba sufriendo mi madre, y bromeé diciendo al espejo 'Quita bicho'", relató, asegurando que "las cicatrices poco a poco se irán cubriendo".

"LAS MUESTRAS DE CARIÑO DE TODOS LOS PILOTOS HA SIDO ENORME".

A pesar de lo vivido, María de Villota aseguró que va a vivir al "cien por cien" esta nueva oportunidad que le ha dado la vida. "Vas viendo que tu familia, amigos, te miran como si fueras un milagro. Tomo con energía esta nueva oportunidad que la voy a vivir al cien por cien", indicó.

La piloto madrileña agradeció el apoyo recibido por parte de sus compañeros en la Fórmula Uno. "La muestra de cariño de todos los pilotos ha sido enorme, eso hace que cuando hoy me miro al espejo estoy orgullosa, me alegro del cariño con el que me han tratado", recalcó.

De Villota apuntó que en la Fórmula "te expones a pruebas muy duras" y donde "te dejas el alma". "Estos años de esfuerzo me han llevado hasta aquí, pero además he pensado en el futuro. No puedo competir ya, pero tengo a mi gente, lo que está por venir que será lo mejor. Tengo la suerte de poder seguir adelante y siempre he sentido que tengo mucha ilusión por vivir", aseveró.

"He visto carreras de Fórmula 1 desde el accidente. Para mí es inevitable y he cogido todo lo que ha pasado con naturalidad. Lo sigo viendo todo igual y no tengo ningún miedo ni ningún tabú", añadió la piloto.

Además, comentó que se mantendrá ligada a la Fórmula Uno porque lo lleva "en su AND" y que continuará luchando por "la mujer" en el mundo del motor. "Seguiré en el bando del motor porque lo llevo en mi AND y nada va a poder evitar que siga cerca de este mundo porque lo adoro. Espero que alguien coja mi relevo, quiero ser esa referencia y quiero seguir luchando por creo en la mujer en el mundo del motor. Las niñas que están en el 'karting' y quieren llegar a lo más alto necesitan un apoyo, alguien las tiene que llevar ahí, subrayó, al tiempo que dio las gracias a Carlos Gracia por "la tremenda" ayuda prestada.