¿Hay personal suficiente para atender las cocinas del Complejo Asistencial de Salamanca?

Imagen de trabajadores de Iberdrola estudiando la avería (Foto: T. S .H.)

El sindicato CCOO denuncia que tras la reducción de personal del Servicio de Hostelería del Hospital salmatino se han producido incrementos de jornadas, desajustes de horarios y descansos, no se cubren las bajas y conflictos entre los propios trabajadores.

La Federación de Sanidad de CCOO denuncia que desde la Ley 1/2012 de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, se ha reducido el personal del Servicio de Hostelería del Complejo Asistencial de Salamanca alrededor de unos 20 trabajadores.  La entrada en vigor de esta Ley supuso además un incremento en la jornada de dicho personal de 16 días al año.

 

"La responsabilidad con que realizan su trabajo es el único motor que hace que el servicio de comidas se ejecute correctamente, pero eso sí, a costa del sobreesfuerzo de las trabajadoras y trabajadores de las cocinas", apunta el sindicato en una nota. 

 

La Federación de Sanidad exigió una valoración de riesgos psicosociales del Servicio de Hostelería al completo, pero sólo se realizó dicho estudio en una de las cocinas, por ende la de menor número de trabajadoras y trabajadores, no resultando útil en absoluto.

 

Además aseguran que esa carga excesiva de trabajo produce stress, ansiedad y conflictos internos entre los trabajadores afectando de manera directa a su salud física y mental, al mismo tiempo que conlleva incumplimientos en materia de Salud Laboral. 

 

A lo anterior hay que añadir que la falta de personal trae más consecuencias negativas para los trabajadores: constantes cambios en las carteleras que afectan directamente a los días de descanso, negativas a la libre elección de los días de Asuntos Propios, no se sustituyen las bajas médicas de larga duración siendo asumido el trabajo por el resto del equipo.

 

MÁS DE UNA SEMANA SIN LAVAVAJILLAS

 

Por otro lado, desde el día 15 hasta el 23 de marzo estuvo averiado el lavavajillas por lo que durante ese tiempo se tuvo que lavar de forma manual la vajilla. "Tal práctica no sólo incurre en una infracción en materia de salud pública, sino que deja de manifiesto la lentitud de la dirección en la solución de incidencias, ya que resulta un plazo de tiempo excesivo para realizar una reparación que debería haber sido prioritaria", denuncia el sindicato.