Hay líder para rato...

El equipo de Rubén de la Barrera suma ya 15 jornadas sin perder y pudo conseguir la victoria con un hombre menos tras una injusta expulsión de Ángel Martínez. El rival, un frontón.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Wilfred; Peña, Razvan, Ángel Martínez, Jonathan; Valero, Tomás, Carlos Rubén (m. 79 Ballesteros), Manu (m. 60 Garban); Chuchi y Pino (m. 67 De la Mota).

 

MARINO DE LUANCO: Rafa Ponzo; Pablo Suárez, Guaya, José Ángel, Boris; Dudi, David (m. 74 Pevida), Álvaro, Jandro; Chus Hevia (m. 77 Alejandro) y Titi (m. 83 Pablo H.).

 

ÁRBITRO: González Arévalo (colegio gallego). Amonestó a Chuchi (m. 28), Ángel Martínez (m. 36 y 65), Tomás (m. 49) y Razvan (m. 93) por parte del Guijuelo y a Pablo Suárez (m. 70) y Pevida (m. 93) por parte del Marino de Luanco.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 17 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Marino de Luanco en El Municipal ante medio millar de espectadores.

 

(Foto: Chema Díez)

El Guijuelo ha demostrado que hay líder para rato y lo ha hecho superando las dificultades que le creó el partido para sumar un nuevo punto y su jornada número 15 sin conocer la derrota.

 

Y eso pese a jugar casi media hora con un jugador menos tras la expulsión de Ángel Martínez por dos amarillas que el '6' de equipo rival supo 'sacarle' al árbitro en una actuación injusta. En concreto, una primera amarilla por protestar una jugada en la que el árbitro no vio una falta sobre el defensa del Guijuelo cuando se iba solo. La segunda, exagerada por el jugador rival, sí fue merecedora de amonestación.

 

El Guijuelo fue mejor, especialmente en la primera parte y lo intentó todo pero pudo rescatar un punto cuando peor se pusieron las cosas para seguir más líder y seguir demostrando lo mismo que desde principio de temporada.

 

Rubén de la Barrera volvió a optar por la continuidad sin tocar lo que funciona a la perfección y la nov edad en el once vino por la sanción de Moreno, que la volvió a cubrir Tomás tras su buen partido de hace quince días para dotar al equipo de experiencia y no perder fiabilidad.

 

El técnico gallego del CD Guijuelo volvió a dotar a Valero de una posición más adelantada para buscar la sorpresa desde atrás que consiguió en el minuto 1 con una buena pelota de Chuchi que el ‘8’ no supo definir ante Ponzo. El equipo salmantino seguía buscando opciones fiables para dar salida al balón desde atrás con los laterales en la posición de extremos, Tomás entre los centrales y Chuchi bajando a recibir, en  un esquema que el equipo en tiende a la perfección y así funciona.

 

El Guijuelo tomó el mando desde el minuto 1 como ya es habitual con buenas combinaciones y llegadas arriba que no se concretaban, de momento, con la pelota como protagonista y con un dominio abrumador, buscando la velocidad por ambos costados y la calidad por dentro de Chuchi, Pino y Carlos Rubén.

 

El líder seguía buscando, además con una virtud, como es la intensidad para robar la pelota, que le duraba muy poco a los asturianos, que basaban su juego en la velocidad de Jandro por la izquierda y en buscar a Hevia.

 

La primera parte terminó con un dominio aplastante y una seriedad defensiva que erradicó cualquier error en la entrega con un Jonathan excelso en una primera parte que terminó con menos ritmo derivado de una situación: solo uno quiere jugar.

 

EL RIVAL, UN FRONTÓN...

 

En la reanudación, el Guijuelo lo siguió intentado pero se encontraba con un frontón en cada uno de sus ataques, con un rival bien plantado y serio en su entramado defensivo. A los de Rubén de la Barerra les estaba costando, y mucho… De hecho,el Marino de Luanco tuvo sus opciones y el Guijuelo entró en un momento complicado.

 

Ángel Martínez, expulsado por el colegiado (Foto: Chema Díez)

 

Manu dejó su sitio a Garban para buscar más chispa arriba en un Guijuelo más impreciso y con menos ideas. Y en el 65, el mal arbitraje se confirmó con la expulsión de Ángel Martínez por doble amarilla, provocado por el jugador rival al fingir y sobreactuar tras una entrada en la que el '4' del Guijuelo entró fuerte. Al líder no se le respeta ni en casa... y buscaba lo más difícil. Injusta expulsión.

 

Pero pese a estar con uno menos, el Guijuelo llevaba la iniciativa aunque el Marino de Luanco se acercaba con más peligro a la contra, llevando más de un susto a la grada... pero no perdía la fe. De hecho, De la Barrera se la jugó dando entrada a 'matador' Ballesteros por Carlos Rubén en el 79 para buscar una victoria que se vendía cara.

 

(Foto: Chema Díez)

 

Pero el líder no se iba a rendir, ni mucho menos. Peña, uno de los más destacados, lo intentó en innumerables ocasiones, pero iba a tocar sufrir y sobreponerse al 'no juego' del rival y al trío arbitral, cuya actuación dista mucho de esta categoría.

 

 

 

El Guijuelo lo intentó hasta el final pero no pudo lograr los tres puntos aunque sí sumó su jonada número 15 sin conocer la derrota dando el 'do' de pecho y demostrando que hay líder para rato.

(Foto: Chema Díez)
Ver album