“Hay grandes dramas en el mundo del fútbol; hay que adaptarlo a las posibilidades de ciudades y clubes”

“No sé qué hubiese ocurrido si no me hubiese lesionado, pero soy lo que soy gracias a todo lo que me ha pasado”, confiesa

El CD Guijuelo vive una temporada de ilusión después de muchos años de tensión consiguiendo la permanencia en las últimas jornadas. Esta campaña llegó Imanol Idiakez, que ha revolucionado al equipo con una manera de jugar novedosa en esta categoría, creando una piña en el equipo, que ha sabido adaptarse a la perfección a este estilo de juego y se ha creído desde el principio que puede soñar con algo más.

Por ello, Imanol Idiakez, formado en la Real Sociedad no se ha escondido y responde con claridad a todas las cuestiones planteadas, dejando en el aire su futuro ante la incertidumbre del club, alabando el trabajo del equipo y recordando que, ante todo, vive por y para su familia y el fútbol.

Llegada a Guijuelo: “Sentí que había confianza y la opción de trabajar bien. Desde el principio se sentaron las bases para que todo saliera bien, siempre teniendo en cuenta las limitaciones de un club como éste pero que hace un esfuerzo”.

Inicio complicado: “Fue duro pero la confianza de los jugadores en la idea de juego y en su implicación es máxima y es como lo siento. Creo que jugando así se pueden conseguir resultados pero es complicado convencer a la gente que está al lado del fútbol, pero se puede combinar. Mi objetivo es jugar cada día mejor y eso los jugadores lo han llevado a cabo”.

Alabanzas al grupo: “Estoy muy orgulloso del equipo porque está muy unido para luchar juntos por un objetivo y han sido ellos los que me han dado la opción de jugar así. Además, creo que no hemos tenido la suerte necesaria en los últimos partidos para poder haber conseguido algo más”.

Su futuro: “Vivo el día a día, año a año porque es complicado que haya proyectos más largos y sabemos que aquí hay elecciones y si están contentos conmigo hablaremos y si no, pues habrá que buscarse la vida”.

Idiakez, hombre de poco individualizar, se ‘moja’ con algunos de los miembros de la plantilla como son Pedro Martín, el capitán Iturralde, Molo, Garban y David Rodríguez Encinas ‘Koeman’.

Su lado más personal
Imanol Idiakez también valora la estructura del mundo del fútbol, su futuro, filosofía de vida y lo que le aportan su hermano (Íñigo Idiakez), su familia y, cómo no, el fútbol.

El fútbol y su lesión: “Desde pequeñito solo hemos vivido el fútbol, mi hermano también futbolista y es mi vida. Recuerdo el año que dejé el fútbol en activo y los fines de semana noté que me faltaba algo. No sé qué hubiera pasado si no me hubiese lesionado pero hay cosas que te marcan el destino y marcó mi vida pero soy lo que soy gracias a todo lo que me ha pasado”.

El dinero en el fútbol: “Nosotros vivimos al día y ya no se ganan grandes cantidades como antes y ha llegado un momento en que no se puede sostener porque hay grandes dramas personales y hay que adaptar el fútbol a las necesidades de las ciudades y de los clubes”.

Filosofía de vida: “Hay que vivir cada día como si fuese el último y que la gente que viva a tu lado esté bien y los días sean lo mejor posible”.

Iñigo Idiakez: “Es mi hermano, mi amigo, mi confidente, un apoyo… y es una de las personas más importantes de mi vida”.

¿Salamanca?: “Lo que conozco es que es una ciudad muy bonita para vivir pero allí hay gente trabajando y yo estoy en Guijuelo y no es algo que esté a mi alcance”.