"Haremos presión hasta que nos devuelvan todo, incluso si eso afecta a la fusión con Unicaja"

Asamblea de la Plataforma de Afectados por Preferentes y Subordinadas de Salamanca

La Plataforma de Afectados por Preferentes y Subordinadas de Salamanca se reunió en asamblea para presentar su junta directiva. El 19 de julio se concentrarán en la sede de Caja Duero en Salamanca.

La Plataforma de Afectados por Preferentes y Subordinadas de Salamanca se reunió en asamblea en la tarde del viernes 12 para presentar a los miembros de la recién elegida junta directiva. El acto también sirvió para responder a algunas de las dudas de los asistentes y para dar a conocer las líneas de actuación que desde la plataforma se pretenden llevar a cabo. Entre estas últimas se encuentra la concentración pacífica organizada para el próximo viernes 19 de julio, a las 12:00 horas, en la calle Zamora, justo delante de la sede de Caja Duero en Salamanca.

 

Con esta acción, persiguen una doble finalidad. Por un lado, dar a conocer la plataforma entre los afectados por preferentes y deuda subordinada en Salamanca. Para su presidente, Luis Arranz, “Salamanca es como una isla: no sabemos si por miedo o por vergüenza pero la gente no se manifiesta; nos está costando reunir a los afectados”. Por ello, insiste en la necesidad de que los afectados unan sus fuerzas para ejercer una mayor presión.

 

El segundo de los objetivos es ponerse en contacto con la máxima autoridad de la sede de Caja Duero en Salamanca para hacerle entrega de una carta en la que se exponen las razones que mueven a la plataforma a exigir que “se corrija esta injusticia”, señala Luis Arranz. Éste será un acto testimonial con el que quieren dejar claro que los afectados seguirán movilizándose constantemente y ejerciendo presión contra la entidad financiera hasta que se atiendan sus peticiones, incluso si eso afecta a la fusión con Unicaja. Para Luis Arranz, la única solución es la devolución íntegra del importe que invirtieron: “No queremos bonos, que no son más que billetes de Monopoly, ni más burlas". Para el presidente de la plataforma, el caso de Caja Duero – España es “el peor caso de todos, ya que no ha habido arbitraje y Unicaja parece no estar dispuesta a hacerse cargo de esta situación”.

 

Desde la Plataforma de Afectados por Preferentes y Subordinadas de Salamanca no descartan recurrir al apoyo institucional, de partidos políticos o sindicatos, pero “siempre manteniendo nuestra independencia”, señaló su presidente. También tienen pensado coordinar sus acciones con otras plataformas de afectados.

 

Respecto a la vía judicial, la plataforma ya ha comenzado la búsqueda de un equipo de abogados que sea capaz de hacer frente al volumen de casos de afectados. Afirman que pretenden exigir responsabilidades a directivos bancarios, políticos, etc. y quienquiera que haya estado implicado en la venta de productos financieros a quienes no tenían el conocimiento necesario. En este sentido, Luis Arranz aprovechó para hablar de algunas sentencias resueltas favorablemente que, “aunque no sientan jurisprudencia, sí constituyen un precedente”; también valoró positivamente aquellas en las que no se ha penalizado a los demandantes con el pago de las costas en caso de perder el juicio: de lo contrario, afirma, acudir a juicio se convertiría "en una apuesta para tratar de recuperar nuestros ahorros".