Hamilton se impone en Monza y se coloca segundo; Alonso, tercero

A 37 puntos del español en el Mundial
El piloto británico Lewis Hamilton (McLaren) se ha impuesto en la carrera del Gran Premio de Italia, disputado este domingo en el circuito de Monza, justo por delante del mexicano Sergio Pérez (Sauber) y del español Fernando Alonso (Ferrari), tercero tras remontar desde la décima posición en parrilla.

Hamilton, que partía desde la 'pole', dominó en todo momento la carrera y consigue así una victoria que le aúpa a la segunda posición del Mundial tras el abandono de Sebastian Vettel (Red Bull). Alonso, por su parte, continuará un Gran Premio más en la primera posición gracias al tercer puesto logrado en una gran remontada que borra la decepción del problema mecánico vivido el sábado en la calificación.

Pronto comenzó la escalada del asturiano en la casa Ferrari, que recuperó dos posiciones en las salida, mientras Felipe Massa (Ferrari) se colocaba segundo tras rebasar a Jenson Button (McLaren). Alonso, desde la décima posición en parrilla, se colocaba octavo. En la cabeza, Hamilton continuaba primero tratando de escaparse.

Tras su gran salida, el español continuaba remontando y en la 'curva parabólica' de la segunda vuelta, Alonso pasó al japonés Kamui Kobayashi (Sauber) para sobrepasar después a Kimi Raikkonen (Lotus), volando y siendo el hombre más rápido sobre Monza en busca de dar caza al alemán Michael Schumacher (Mercedes), que entonces rodaba quinto por detrás de Sebastian Vettel (Red Bull).

El siete veces campeón de Fórmula 1 era el siguiente objetivo del piloto español que, tras finalmente conseguir adelantar a Schumacher, se lanzó a por el podio. Mientras, Hamilton continuaba liderando la carrera por delante de Massa y su compañero Button, los tres con tiempos muy parejos.

Vuelta a vuelta, los neumáticos blandos se desgastaban comenzando así el carrusel de parada en 'boxes'. El primero fue Pastor Maldonado (Williams) y, tras el venezolano, Ferrari decidió que la estrategia en esta carrera sería a tan sólo una parada. Massa montó sus nuevas gomas duras en la vigésima vuelta y Alonso hizo lo propio en la siguiente, precisamente al mismo tiempo que su gran rival Vettel.

Así, y después el paso por el 'pit lane' de los pilotos de delante, comenzó una lucha a la que fue invitado Sergio Pérez, que lideró la carrera sin efectuar la parada durante varias vueltas, dejando patente su estrategia. En la batalla en pista por el Mundial, y tras un primer intento que casi termina con el asturiano fuera después de una maniobra arriesgada del de Red Bull, Alonso rebasaba a Vettel y para rodar cuarto a poco más de tres segundos de su compañero Massa.

DIRECCIÓN DE CARRERA CASTIGA A VETTEL CON UN 'DRIVE THROUGH'.

Superada la mitad del Gran Premio, los comisarios castigaban la ilegal maniobra de Vettel ante el español con 'drive through' y, tras el abandono de Button con problemas en la bomba de gasolina, la sombra de Valencia aparecía en Monza y Alonso se colocaba tercero. Ya en el podio, el asturiano veía como había recuperado la suerte y, lo que parecía un paso atrás en el Mundial, se convertía en un excelente fin de semana.

A falta de 13 vueltas, Massa dejaba pasar a su compañero de equipo y el McLaren de Hamilton se encontraba ahora a un poco más de 13 segundos. Recortando un segundo por vuelta, la victoria de Alonso era posible. Sin embargo, el asturiano no sólo no fue capaz de alcanzar al británico sino que, a falta de seis vueltas, los neumáticos de Pérez, que había rebasado a Massa, se mantenían intactos y el mexicano le arrebataba la segunda posición.

Además, y redondeando el Gran Premio para olvidar de los Red Bull, era la propia escudería austriaca desde el 'box' quien ordenaba a Vettel parar el monoplaza para salvar el motor, justo antes de que su compañero de equipo Webber tuviera que retirarse.

Con el cero en el casillero del vigente campeón, Hamilton cruzaba la meta primero y se convertía en el ganador de una carrera que le sirve para colocarse segundo en el Mundial, a 37 puntos de Alonso que con el tercer cajón del podio aumenta la distancia con sus perseguidores. Además, el quinto puesto de Kimi Raikkonen (Lotus) le sirve para ser tercero, relegando a Vettel a la cuarta posición del Mundial y alejándolo considerablemente de la lucha.

Por último, y en cuanto al otro español en pista, Pedro de la Rosa (HRT) terminó decimoctavo, justo por delante de su compañero de equipo, el indio Narain Karthikeyan, último en carrera, pero por detrás de sus principales rivales de la escudería Marussia.