Hallan un cadáver calcinado en un fuego intencionado en Agallas

Víctima. Fue descubierto en una zona arrasada por las llamas, sofocadas tras acabar con unas 16 hectáreas de matorral y arbustos. Familia. Uno de sus hijos trabaja en la extinción de incendios
E. s. c. / Agencias

El cadáver calcinado de un hombre de unos 80 años y de iniciales J. V. fue hallado ayer por los equipos de extinción de incendios en una zona del municipio de Agallas conocida como el regato de Valsalvador y que fue arrasada por el fuego intencionado que se declaró el viernes y que fue sofocado en la madrugada del viernes al sábado tras acabar con 16,45 hectáreas de matorral y escobas.

Según informó la Junta de Castilla y León, el cuerpo fue encontrado por un agente medioambiental en las labores de supervisión de la zona quemada. El Ejecutivo regional dio parte a la Guardia Civil y al juzgado de Ciudad Rodrigo, quien instruye las diligencias. Al cierre de esta edición, el cadáver de J.V. permanecía en Salamanca, donde había sido trasladado para practicarle la autopsia, explicó el alcalde, Santos Corchete.

El primer edil también señaló que el fallecido, natural de la localidad, era viudo y padre de dos hijos, uno de los cuales trabajaba en la extinción de incendios. Según Corchete, la zona donde fue hallado el cuerpo se encuentra a unos dos kilómetros de la vivienda de la víctima, “por lo que no nos explicamos cómo pudo aparecer allí”.

En este sentido, Corchete señaló que la víctima se quedó en la noche del viernes cenando en casa de sus dos hijos, mientras ambos habían acudido al lugar donde se estaba produciendo el incendio.

Cuando volvieron, creyeron que su padre había regresado a su casa para dormir y no le echaron en falta. La inquietud llegó al día siguiente, cuando J. V. no acudió a casa de sus hijos para seguir el tratamiento médico contra el problema de cataratas del que había sido operado.

Corchete señaló también la “conmoción” que se vive en Agallas, una pequeña localidad de la comarca de Ciudad Rodrigo de apenas 150 habitantes, la mismo que fue noticia en mayo cuando su corporación municipal solicitó la anexión a la limítrofe Extremadura al sentirse abandonada por la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Salamanca.

Fuego en León
Por otro lado, el incendio de Benuza (León), que se dio por extinguido el viernes después de permanecer activo desde el pasado martes, y que calcinó cerca de mil hectáreas, volvió a reproducirse ayer, según fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Asimismo, en Burgos se encuentran controlados los incendios de Condado de Treviño y Huerta del Rey producidos el pasado jueves, ambos de nivel 0 y de carácter accidental. Así, el primero fue provocado por hogueras y ha afectado a más de 600 hectáreas de arbolado (137), matorral (137) y superficie agrícola (411). El de Huerta del Rey se originó por el motor de una máquina y ha calcinado 75 hectáreas. También está controlado un incendio registrado en Santa Gadea del Cid causado al incendiarse una máquina. Después de controlar el incendio en dos ocasiones, los servicios de extinción consiguieron atajar el fuego.