Hallan en medio de un incendio forestal el cadáver de un hombre

La Nava de Francia. El perro de la víctima alertó a los servicios de extinción de fuegos al no moverse de la zona en la que ardía el monte. Causas. Acudió al campo a recoger castañas y prendió maleza
E. G.

Un hombre de 78 años, E. H. G., fue hallado muerto ayer junto a las inmediaciones donde se declaró un incendio forestal, en el término municipal de Nava de Francia, en una zona declarada Parque Natural, en la Sierra de Francia.

Según informó a este periódico el alcalde del municipio, Julián González, el incendio se declaró en torno a las 15.00 horas en un paraje conocido como El Molino, propiedad del fallecido. Al parecer, la víctima, que tenía problemas de visión “por un ojo no veía nada y por el otro muy poco”, acudió al monte a recoger castañas. Para poder recogerlas mejor, E. H. G. decidió prender la maleza, encontrándose en pocos minutos atrapado por las llamas.

Cuando los vecinos se percataron del fuego avisaron a los servicios de extinción de incendios, que al llegar a la zona encontraron al perro de la víctima, por lo que sospecharon de que algo había ocurrido. Fue entonces cuando encontraron el cuerpo sin vida de la víctima, vecina de La Nava de Francia, viudo y con tres hijos.

Según informó el primer edil, la víctima se había dedicado toda la vida al campo, al que acudía con frecuencia. Aunque en el municipio residía una de sus hijas, él vivía en su casa ya que “se manejaba bien solo”.

La zona permaneció durante parte de la tarde de ayer acordonada hasta que llegaron al lugar el forense y el juez, junto con miembros del tanatorio de La Dolorosa, para el levantamiento del cadáver.

A falta de la realización de la autopsia, en el día de hoy, una de las hipótesis que toma fuerza es que el fallecido pudo morir por asfixia debido a las llamas, que calcinaron entre cinco y seis hectáreas.

Este fuego se suma al declarado el pasado lunes en San Martín del Castañar (Salamanca), limítrofe con Nava de Francia, cuyo origen aún permanece sin determinar.

Este último accidente mortal se suma al ocurrido el 28 de agosto en Agallas, donde los efectivos encontraron el cadáver calcinado de un hombre de unos 80 años y de iniciales J. V. El cuerpo de la víctima fue encontrado en una zona conocida como el regato de Valsalvador, en el municipio de Agallas, y que fue arrasada por un incendio intencionado.

Según informó en su momento la Junta de Castilla y León, el cuerpo fue encontrado por un agente medioambiental en las labores de supervisión de la zona quemada.

El primer edil del municipio, Santos Corchete, aseguró que el fallecido, natural de la localidad, era viudo y padre de dos hijos, uno de los cuales trabajó en la extinción del incendio. Al parecer, la víctima se quedó en la noche anterior cenando en casa de sus dos hijos, mientras ambos acudieron al lugar donde se produjo el incendio. Cuando regresaron pensaron que su padre había regresado a su casa para dormir y no le echaron en falta.

A la espera de confirmación, las investigaciones apuntan que el incendio forestal fue provocado por la víctima.