Hallan el cuerpo del soldado zamorano desaparecido en un pantano de Guadalajara

Rescate. El cadáver, trasladado al tanatorio de la capital, donde se realizará hoy la autopsia. Servicio. Estaba destinado en El Ferral de Bernesga (León)
AGENCIAS

Un equipo de buceadores de la Guardia Civil localizó en la mañana de ayer el cuerpo sin vida del soldado Héctor Luelmo Mayo, del V Batallón de Intervención en Emergencias, de León, que desapareció en la jornada del pasado martes mientras realizaba prácticas de buceo en aguas del pantano de Entrepeñas en la localidad de Sacedón (Guadalajara). Según fuentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), estaba “perfectamente instruido” y debió de sufrir un incidente a unos 36 metros de profundidad, lo que ha hecho que el soldado Luelmo, de 24 años, se haya convertido en el primer efectivo de esta unidad de las Fuerzas Armadas fallecido durante su participación en maniobras o en misión, desde que la UME fuera creada por acuerdo del Consejo de Ministros en octubre de 2005.

Desde primera hora de la mañana, más de un centenar de personas participaron en las tareas de búsqueda. En concreto, en las aguas del pantano han intervenido 28 buceadores, 16 del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil procedentes de Valdemoro (Madrid) y Cuenca, y 12 de la UME. En los trabajos se ha empleado, asimismo, un robot subacuático aportado por el Regimiento de Pontoneros 12 del Ejército de Tierra, para el rastreo del fondo del pantano. Luelmo estaba destinado al Ferral de Bernesga (León), y a última hora de la tarde se recuperó el cadáver, que fue trasladado al tanatorio de la capital para la autopsia.

Desde su ingreso en la UME en 2009, había realizado diversos cursos especializados, entre ellos el de Socorrista Acuático y el Curso de Buceador de Búsqueda y Rescate UME. Formaba parte de un total de cinco equipos de buceadores de las Compañías de Ingenieros que se encontraban desde el lunes realizando un ejercicio práctico de buceo con el propósito de unificar procedimientos operativos. En el momento de la desaparición, el soldado se hallaba trabajando junto a otros tres militares que, por causas que se desconocen, perdieron su contacto.