Hallan el cadáver del joven de Santa Marta desaparecido

Cullera (Valencia). Un bañista encontró el cuerpo a primera hora de la tarde en la playa de El Racó.
E. G.

El joven Manuel P. E., de 19 años de edad, vecino de Santa Marta de Tormes, que se encontraba desaparecido desde el miércoles, día 30 de marzo, en Cullera, después de que decidiera darse un baño en la playa de San Antonio fue hallado en la tarde de ayer sin vida, según informaron fuentes de Salvamento Marítimo.

El hallazgo se produjo a primera hora de la tarde, cuando un bañista, que permanecía por la zona se lo encontró. Posteriormente, el Servicio de Emergencias 112 dio aviso a Salvamento Marítimo del hallazgo de un cadáver en la playa de El Racó, ubicada en la misma localidad valenciana.

Tras el levantamiento del cadáver y comprobar que se trataba del joven desaparecido, la Guardia Civil de Valencia se ha hecho cargo de la investigación, según informaron fuentes consultadas por este periódico. El joven bañista desapareció en la tarde del 30 de marzo en la playa de San Antonio, donde en un principio se había adentrado con la intención de dirigirse nadando hasta la zona de “la penyeta del Moro”, a una distancia de un kilómetro mar adentro y próxima a la desembocadura del río Xúquer. Un amigo del desaparecido hizo una llamada de aviso al 112 sobre las 20.20 horas, al extrañarse de que su compañero, con el que acudió a la costa, no había vuelto tras adentrarse en el mar una hora antes.

Manuel P. E., residía junto a su familia en Santa Marta, aunque llevaba un tiempo trasladándose junto con varios compañeros del municipio salmantino a Cullera para trabajar en el sector de la hostelería.

Durante el pasado verano estuvieron trabajando en el municipio valenciano y también en las pasadas Fallas, según señalaron fuentes consultadas. En el momento de los hechos, el joven y dos compañeros también de Santa Marta se encontraban en Cullera para cerrar un contrato con el propietario de la heladería Bariloche, donde estuvieron empleados el pasado verano, para trabajar durante la Semana Santa. Ese día, los tres jóvenes visitaron la playa y, mientras dos de los chicos se fueron a pasear, Manuel decidió irse a nadar.

Cuando regresaron del paseo se percataron de que algo sucedía al no encontrar a Manuel y avisaron al 112.

Tras conocer la noticia, la familia se trasladó a Cullera para conocer cómo avanzaba la búsqueda.

El pasado sábado, Salvamento Marítimo dio por finalizadas, sin éxito, las labores de búsqueda del joven bañista tras haber participado en ellas un helicóptero Helimer y lanchas de la Cruz Roja y Guardia Civil.

Esta desaparición dejó consternados tanto a los vecinos de Santa Marta, como a los de San Esteban de la Sierra, donde el joven pasó gran parte de su vida y acudía con frecuencia.

Al cierre de esta edición, la noticia ya se conocía en el municipio salmantino de San Esteban de la Sierra, consternados por el trágico final, al igual que los vecinos de Santa Marta de Tormes, donde residía en la actualidad.