Hallan a una mujer muerta junto a sus dos hijos y buscan al marido como sospechoso

Tarragona. Sobre el esposo y padre de los niños, de cuatro y seis años de edad, pesaba una orden de alejamiento que la víctima pidió sin éxito anular
AGENCIAS

Una mujer y sus dos hijos, de cuatro y seis años de edad, fueron hallados muertos el domingo en un piso de la calle Reial de Tarragona apuñalados, según confirmó ayer la autopsia. El principal sospechoso es la ex pareja de la mujer, que está desaparecido y que podría haber huido a Tánger (Marruecos), su ciudad de origen, según informaron fuentes conocedoras del caso. Los cadáveres fueron encontrados en un avanzado estado de descomposición dentro de la bañera y cubiertos de yeso y cemento, lo que encubrió durante varios días el olor que desprendían.

El triple crimen ha conmocionado a la ciudad y el Ayuntamiento ha decretado para hoy un día de luto oficial para expresar su pésame y condena. La mujer, de 26 años, llevaba meses separada de su pareja, con la que no convivía después de un episodio de malos tratos. Según explicaron fuentes cercanas al caso, entre la pareja ha habido varios casos de violencia y de hecho al marido se le había detenido en varias ocasiones. La mujer había pedido al juez en diciembre de 2009 que levantara la orden de alejamiento que pesaba sobre su pareja, pero el magistrado denegó su petición. Algunos vecinos aseguraron que, tras la ruptura familiar, el hombre –bastante conocido en el barrio por su cojera y por una grave quemadura en el brazo– ha padecido trastornos psicológicos e incluso ha sido ingresado en dos ocasiones en el hospital psiquiátrico Pere Mata de Reus. El caso había activado todas las alarmas de la Administración y estaba bajo seguimiento de la Unidad de atención a la víctima de los Mossos d’Esquadra y los servicios sociales del Ayuntamiento, que a pesar de esta muy atentos, no pudieron hacer nada para evitarlo tal y como aseguró el delegado de la Generalitat en el Camp de Tarragona, Xavier Sabaté.