Halladas sin vida y con signos de violencia dos mujeres de Vertavillo en la localidad vizcaína de Abadiño

La madre, residente en ‪Palencia‬, se había trasladado recientemente a vivir a Vizcaya para estar al cuidado de su hija.

 

Los cuerpos sin vida de una madre y su hija, con signos de violencia, han sido localizados en una vivienda ubicada en la localidad vizcaína de Abadiño. Ambas muertes podrían estar relacionadas con un incendio declarado también este miércoles en Atxondo, en el que ha sido rescatado un hombre herido que es el marido de una de las dos mujeres halladas muertas.

 

Según han informado fuentes del Departamento de Seguridad, a las ocho y media de la mañana, la Ertzaintza ha recibido la llamada de un particular que ha alertado de que algo podría haber ocurrido a las dos mujeres, de las que era familiar.

 

Una vez desplazados al lugar, los agentes han encontrado sin vida una madre y su hija, ocupantes de la vivienda. Los cuerpos presentaban signos de violencia.

 

La Ertzaintza relaciona este suceso con el incendio declarado a las ocho de la mañana en una carpintería ubicada en la localidad vizcaína de Atxondo. En su interior se ha encontrado a un hombre herido, que ha sido evacuado al Hospital de Galdakao. El herido es 
marido de una de las dos mujeres -madre e hija- halladas, poco después, sin vida y con signos de violencia en un domicilio.

 

Los cuerpos de las dos mujeres, que se encontraban en la cama, permanecían todavía en el lugar a las once de la mañana, a la espera de que al lugar se desplace la comisión judicial para levantar el cadáver.

 

Agentes de la Ertzaintza han trabajado toda la mañana tratando de recopilar evidencias en la vivienda del barrio de Matiena de Abadiño (Vizcaya), donde esta mañana han hallado los dos cadáveres. La madre, residente en ‪Palencia‬, se había trasladado recientemente a vivir a Bizkaia para estar al cuidado de su hija, de unos 60 años, que acababa de jubilarse de la antigua empresa Inyectametal, han contado los vecinos.

 

Ambas mujeres han sido encontradas muertas en su domicilio de la calle Trañabarren de Abadiño, mientras que el marido de la hija, un hombre de origen gallego, se recupera de sus heridas en el Hospital de Galdakao, tras haber sido hallado, atado y herido, en una carpintería de madera y aluminio

Noticias relacionadas