Halcón Avenida vuelve a hacer historia y resuelve por la vía rápida en Cracovia

PARTIDAZO. Desde el primer minuto, el conjunto salmantino estuvo por delante en el marcador y llegó a tener hasta 22 puntos de renta en el último cuarto (40-62).
ISABEL DE LA CALLE
Nadie en su sano juicio hubiera acertado antes de disputarse esta eliminatoria que Halcón Avenida iba a clasificarse para su segunda Final Four arrasando al Wisla Can Pack en los dos partidos.

Si bien la victoria en Salamanca era más o menos previsible, aunque la solvencia con la que se logró llegó más por sorpresa, el absoluto triunfo de ayer en una cancha tan caliente como la de Cracovia, realmente no entraba en los planes.

Sin tener que recurrir al factor cancha, Halcón Avenida ha resuelto la eliminatoria de cuartos de final con una superioridad arrolladora, sin dar la más mínima opción en ninguno de los dos partidos al Wisla Can Pack dirigido por José Ignacio Hernández.

Las propias jugadoras reconocían ayer que estaban al acecho, esperando alguna reacción de su rival o el temido efecto José Ignacio, que finalmente nunca llegó. Halcón Avenida se saca así la espina de haber perdido el pasado año en los dos encuentros disputados durante la liguilla europea previa a los cruces también con el técnico salmantino al frente de las polacas.

En el choque de ayer, cuando todos esperaban una salida casi suicida de Wisla, como bien había anunciado Hernández, las que rápidamente se pusieron por delante con un 0-6 inicial fueron las salmantinas. En los cincos iniciales que los técnicos propusieron, las charras presentaron la novedad de Anke de Mondt, mientras que las locales saltaron a la cancha con Nicole Powell en lugar de Gunta Basko como hicieron en Salamanca.

El encuentro siempre estuvo de parte charra, a pesar de que Erika de Souza cometió su segunda falta personal en el minuto seis y rápidamente se fue al banco sustituida por Montañana.

El equipo charro estaba maniatando al Wisla polaco gracias a la alternancia de sus defensas, que dejaron a las locales en 11 puntos al finalizar el primer cuarto.

Ya en estos minutos, Anke de Mondt comenzaba a erigirse como el timón que guiaba al equipo en este arranque del choque, con 7 puntos y asistencias como la que cerró con 11-17 el primer cuarto para Alba Torrens.

En el segundo parcial, cuando todos esperaban la reacción local, Halcón Avenida llegó a los diez puntos de renta (13-23) apenas superado el primer minuto. El tiempo muerto solicitado por José Ignacio Hernández hizo que la defensa de Wisla fuera más agresiva, aunque el poderío salmantino hizo que la renta se fuera hasta los 14 puntos (17-31) a falta de 3’45”. Sólo en el último minuto las de José Ignacio parecieron reaccionar, a pesar de que Nicole Powell tuvo que sentarse en el banco con tres faltas. Wisla se colocó con un 28-34 que dejaba más abierta la segunda mitad del choque.

Nada más saltar a la cancha polaca, Erika cometía su tercera falta y Mondelo daba entrada de nuevo a Anna Montañana. Los problemas de faltas de la brasileña hicieron que apenas sobrepasara los 20 minutos de juego y que Anna, en cambio, se fuera a los 25.

Uno de los lastres que hizo que Wisla no pudiera luchar nunca por el encuentro fueron las múltiples pérdidas de balón en estos minutos, sobre todo de Jelavic, que firmó un mal encuentro.

HalcónAvenida entró en unos minutos muy dulces en los que todo le salía, incluido un lanzamiento sobre la bocina del final del tercer cuarto tras un espectacular alley oop que dejaba 17 puntos a favor de las charras (40-57).

El último parcial, con el partido ya roto, fue una fiesta para el banquillo charro, ya que Lucas Mondelo dio minutos a Amaya Gastaminza e Isabel Sánchez (Laura Gil aún sigue lesionada) para que toda la plantilla salmantina participara en un triunfo tan importante del que disfrutarán del 8 al 10 de abril.