Halcón Avenida da un golpe encima de la mesa para amedrentar al Wisla

DE MENOS A MÁS. El conjunto salmantino no arrancó bien, pero hizo un segundo y tercer cuarto para enmarcar
I.C.

Gran encuentro el disputado ayer en Würzburg. De los que aficionan a los nuevos seguidores que se acerquen por primera vez a este deporte. Emoción, buen juego, canastas imposibles y una rivalidad extraordinaria que hace grande este deporte.

El primer cuarto, como si de un combate de boxeo se tratara, fue para Wisla a los puntos. El ritmo del encuentro lo marcaron las polacas los primeros diez minutos con pequeñas rentas, pero siempre por delante (salvo el 2-0 inicial). Kobryn hizo mucho daño en el poste bajo a Erika, mientras que en el exterior era Erin Phillips la más acertada. Con un juego muy de contacto y un arbitraje algo casero, Wisla se metía en bonus apenas sobrepasado el minuto 7. Las polacas, además, se vieron obligadas a jugar protegiendo a Leuchanka, que sumó su segunda falta en el minuto 5.

Pero si el primer round cayó del lado de las pupilas de José Ignacio Hernández, el segundo fue un recital de Halcón Avenida, que sumó 34 puntos en los diez minutos. Defensivamente, el equipo charro se puso el mono de trabajo, maniatando a las jugadoras polacas, entre las que sólo logró destacar Nicole Powell, ya al final del cuarto, con los triples que ya conocen los aficionados charros, en carrera y sobre la bocina, muchas veces con su defensora encima. Sin embargo, Halcón Avenida no se achicó y respondió a espectaculares canastas de la americana con otras igual de brillantes de Alba Torrens.

La defensa en zona fue el recurso utilizado por Mondelo durante muchos minutos para parar el ataque de Wisla, que no conseguía hacer daño a las charras y que veía como la brecha que se abría en el marcador iba a más hasta alcanzar los dieciséis puntos de renta para las locales al descanso (51-35).

En la reanudación, el arbitraje tomó más protagonismo, a medida que los nervios también aumentaban. Las faltas eran constantes y el partido pareció perder ritmo. Son embargo, Halcón Avenida volvió a crecer desde la defensa, con una Anke de Mondt extraordinaria sobre todo en su trabajo atrás, pero firmando uno de sus partidos más completos desde que llegó a Salamanca en ataque. Cortando, creando espacios y sorprendiendo con sus entradas a canasta. Wisla parecía rendido ante el recital de Salamanca, a pesar de sus coletazos, con canastas de una calidad extraordinaria.

Comenzaba el último cuarto con los mismos dieciséis abajo que al descanso (68-52) y la impresión de que las polacas no podrían remontar esta renta si Halcón Avenida continuaba jugando a este ritmo. Además, Mondelo dio entrada con seis minutos por delante a Torrens, Lyttle y a Domínguez, que habían descansado muchos minutos en esta segunda mitad por faltas.

Mediado este último cuarto, Mondelo lo vio ganado y así lo quiso demostrar, dando entrada en el choque a Isa Sánchez, que ni mucho menos viene siendo habitual esta temporada. También hubo minutos para Gastaminza y Sandra Martínez, que acabaron de poner la guinda al pastel.