Hacienda devolverá a los contribuyentes 10.665 millones este año, un 4,5% menos, e ingresará un 3% más

Las primeras devoluciones comenzarán a practicarse desde el próximo jueves, 4 de abril

La Agencia Tributaria espera este año que se presenten más de 19,5 millones de declaraciones de la renta en el marco de la Campaña de IRPF de 2012, prácticamente la misma cifra que en 2011. Del total de declaraciones, 14.935.000 saldrán a devolver, un 0,95% menos, por un importe de 10.665 millones de euros, cantidad que representa un descenso del 4,5% respecto a la anterior campaña.

 

Según ha señalado este martes en rueda de prensa el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, 4,1 millones de declaraciones saldrán a ingresar, por valor de 6.525 millones de euros, un 3,2% más que en la campaña de 2011.

 

Las primeras devoluciones comenzarán a practicarse desde el próximo jueves, 4 de abril, para quienes confirmen y soliciten el borrador del IRPF de 2012. Precisamente, hoy comienza el plazo para pedirlo y confirmarlo, plazo que se alargará hasta el próximo 1 de julio, coincidiendo con el final de la Campaña de la Renta.

 

Así, desde este martes los contribuyentes que lo deseen pueden obtener el borrador y los datos fiscales de 2012 a través de la web de la Agencia Tributaria sin esperar a recibirlos por correo ordinario y, ese mismo día, si están de acuerdo con el resultado, pueden proceder a confirmarlo. Si la declaración sale a devolver, y se decide domiciliar el pago, el plazo para confirmarlo no concluye el 1 de julio, sino el 26 de junio.

 

Como novedad de este año, la Agencia Tributaria enviará el borrador a un número mayor de contribuyentes que hasta ahora no podían confirmarlo porque no cumplían las exigencias establecidas en la normativa, según una orden del Ministerio de Hacienda.

 

En concreto, este año podrán confirmar el borrador aquellos contribuyentes que reciban cualquier tipo de subvención, siempre y cuando no esté relacionada con actividades económicas, del tal manera, que quedan incluidos, por ejemplo, los perceptores de la renta básica de emancipación.