Hacen falta mantas, tiendas de campaña y ropa de abrigo en Nepal porque algunos "lo han perdido todo"

Los misioneros salesianos que se encuentran en Nepal están prestando ya asistencia a los damnificados por el terremoto de 7,9 en la escala Richter que sacudió el sábado el país y han advertido de la necesidad urgente de mantas, tiendas de campaña y ropa de abrigo ya que algunos "lo han perdido todo".

"Siguen sintiéndose réplicas y la gente tiene mucho miedo. Todo el mundo duerme al raso, los niños y niñas también, por el temor a que se repita", explica el misionero salesiano Jacob Punneli, que trabaja en el valle de Katmandú.

En un comunicado, Misiones Salesianas ha indicado que los misioneros que trabajan en este país asiático ya han comenzado a dar los primeros auxilios a las familias más necesitadas. "Se necesitan alimentos, mantas, medicinas, tiendas de campaña, ropa de abrigo... Mucha gente lo ha perdido todo", subrayan los misioneros.

Las escuelas y las instalaciones salesianas en Katmandú han sufrido pequeños daños, pero "muchas otras personas no han tenido nuestra misma suerte", según los misioneros. "Muchas casas se han derrumbado y la gente no tiene donde cobijarse. Además, en Nepal aún hace frío y han llegado las lluvias", añaden.

La portavoz de Misiones Salesianas, Ana Muñoz, ha incidido en que "tras los primeros momentos de caos, ahora es el tiempo de ver cómo ayudar a toda esa gente".

"Desde Misiones Salesianas estamos trabajando y coordinando la respuesta con la ONG salesiana Jóvenes y Desarrollo para ayudar a los misioneros en Nepal y a aquellos que lo han perdido todo. No podemos quedarnos con los brazos cruzados ante la emergencia en Nepal", ha añadido la portavoz de la organización, invitando a aquellos que deseen colaborar a hacerlo a través de su web (www.misionessalesianas.org).

Los misioneros salesianos trabajan en Nepal desde 1995 y cuentan con seis obras en todo el país. Dos de ellas en Katmandú, donde cuentan con escuelas, centros de formación profesional, centros juveniles y dos centros para personas mayores.