'Habemus' logotipo

Logotipo VIII Centenario USAL

Esta imagen, donada por el artista Miquel Barceló, promocionará el VIII Centenario de la USAL

El artista mallorquín Miquel Barceló ha diseñado el logotipo que lucirá la celebración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca (USAL), que se conmemorará en el año 2018.

 

El rector de la institución académica, Daniel Hernández Ruipérez, ha presentado este “extraordinario” trabajo durante la reunión de la Comisión Interinstitucional del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

 

Este encuentro ha contado con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sánez de Santamaría; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo; los consejeros autonómicos Josefa García Cirac y Fernando Rey; y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, entre otros miembros de este órgano.

 

En su intervención inicial, Daniel Hernández ha hecho hincapié en esta obra que ha donado Barceló, un artista de “relevancia internacional” que se ha inspirado para su creación en el repertorio iconográfico de la Universidad y, más concretamente, en el bestiario que adorna alguno de sus edificios más emblemáticos, como serpientes, dragones o elementos similares.

 

Por otra parte, el rector de la USAL ha agradecido la convocatoria de la reunión de la Comisión por ser “el inicio de la fase definitiva en la celebración del octavo centenario”.

 

Este “impulso político” ayudará a “la universidad decana de las universidades españolas y una de las más antiguas del mundo” en la celebración de su octavo siglo de existencia continuada, ha apuntado el rector.

 

Asimismo, el máximo responsable de la institución académica ha mostrado su deseo de que esta conmemoración sea “un hito temporal” para acometer reformas en todo el sistema universitario español y en el que se asienten las bases para el nuevo espacio latinoamericano de la Educación Superior.

 

BARCELÓ

 

Según ha recordado la USAL, Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957) es “sin duda alguna el artista español vivo más cotizado y reconocido internacionalmente”. Y de sus obras destacan sus experiencias sobre elementos arquitectónicos como la cúpula del vestíbulo del teatro Mercat de las Flors en Barcelona (1986) o  la decoración de la Capilla de Sant Pere o del Santísimo en la Catedral de Palma de Mallorca que, tras dos fases de trabajo, finalizó en 2007.

 

Uno de sus últimos trabajos ha sido la decoración de la cúpula de la Sala XX o Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones en la sede de la ONU en Ginebra. Se trata de una inmensa cúpula de 1.400 metros cuadrados de la que cuelgan 35 toneladas de pintura en forma de estalactitas de colores, hecha con pigmentos recogidos en todo el mundo, ha apuntado la Universidad.

 

La institución salmantina ha insistido en que “su prestigio internacional está totalmente justificado por la proyección y variedad de su obra, absolutamente personal, plasmada en telas murales, ilustraciones para libros, cerámica, escultura, escenificaciones para óperas, portadas de discos, carteles, entradas de acontecimientos culturales o programas de mano, entre otros formatos y propuestas”.