Habemus... Presupuestos

Las cuentas municipales de Salamanca para el prĂłximo aĂąo superan los 144 millones, un 0,6% mĂĄs que en el actual

El alcalde de Salamanca, Alfonso FernĂĄndez MaĂąueco, ha hecho pĂşblica su propuesta para los Presupuestos Municipales de 2012, en la que se plantea unos gastos de 144 millones de euros, que supone un 0,64 por ciento mĂĄs que en el presente aĂąo.

Ha señalado que las cuentas para el próximo ejercicio incrementan en un 25 por ciento la inversión, “priorizan” las políticas sociales y “mantienen la calidad de los servicios” gracias a la reducción del gasto y a las medidas de austeridad.

A políticas sociales se les destinará el 56,65 por ciento del gasto. De esta manera, durante 2012 “se seguirán desarrollando los programas y convenios dirigidos a mejorar la calidad de vida de los salmantinos y, en especial, de aquéllos que más lo necesitan”.

En este apartado se mantienen las partidas para programas de ayuda a domicilio, comida a domicilio y teleasistencia; contratos de servicios concertados con empresas de inserciĂłn; ayudas de necesidad y de alquiler; convenios de apoyo a asociaciones de ayuda mutua; acuerdos de apoyo a organizaciones de integraciĂłn social o la prevenciĂłn y rehabilitaciĂłn de drogodependientes; y escuelas de PromociĂłn Deportiva y a los Juegos Escolares, entre otras.

Igualmente, el mantenimiento de la calidad de los servicios públicos ha sido otro de los “compromisos”. Por ello, el Presupuesto Municipal contiene los créditos necesarios para “asegurar su buen funcionamiento”.

En concreto, se destinan casi 38 millones de euros, un 26,7 por ciento de los gastos, al transporte urbano, la limpieza viaria y recogida de basuras, la conservaciĂłn de viales, el mantenimiento de alumbrado pĂşblico y de la seĂąalizaciĂłn horizontal y vertical, y la conservaciĂłn de parques y jardines.

Alfonso FernĂĄndez MaĂąueco ha destacado, asimismo, el incremento en un 25 por ciento de la inversiĂłn real, al pasar de 11.132.053 este aĂąo a 13.930.805 euros en 2012.

INVERSIONES

Este capĂ­tulo incluye crĂŠditos destinados a financiar proyectos como la rehabilitaciĂłn y puesta en valor de la Catedral Nueva con motivo de su quinto centenario, con 2,5 millones de euros; el inicio del plan de renovaciĂłn de redes de abastecimiento de agua y saneamiento gracias a 1,8 millones de euros; la puesta en marcha del Plan Director de la remodelaciĂłn de las instalaciones deportivas municipales, con un millĂłn de euros; o la restauraciĂłn de la Casa Lis que alberga el Museo de Art Nouveau y Art DĂŠco, con 200.000 euros.

A estas inversiones directas del Ayuntamiento de Salamanca se suman 21 millones de euros destinados desde el Patronato Municipal de la Vivienda y Urbanismo a la adquisiciĂłn de suelo y la promociĂłn de viviendas de protecciĂłn oficial y otros 21,2 millones de euros que se financian a travĂŠs del sistema de concesiĂłn de obra pĂşblica, como la Ciudad Deportiva de La Aldehuela.

Además del incremento de la inversión pública municipal, el impulso de la actividad económica de Salamanca motiva que se mantenga, “sin sufrir recorte alguno”, la aportación municipal a la Sociedad de Turismo, responsable de la promoción turística de la ciudad de Salamanca, la gestión de `Salamanca, Ciudad del Español´ y a partir de 2012 también de la actividad de apoyo al pequeño comercio salmantino.

El compromiso del Ayuntamiento de Salamanca con la reactivación de la economía pasa también por el “apoyo” a Mercasalamanca, a la que se consignan 2,9 millones de euros en el capítulo de gastos para hacer frente a la ampliación de capital recogido en el Plan de Viabilidad de la sociedad.

PLAN DE AUSTERIDAD

La prioridad del gasto social, el mantenimiento de la calidad de los servicios y el incremento de la inversiĂłn sin subir los impuestos ni las tasas, precios pĂşblicos y tarifas han sido posible gracias a la reducciĂłn del gasto y a la aplicaciĂłn de medidas de austeridad, segĂşn el alcalde.

En este sentido, Alfonso FernĂĄndez MaĂąueco ha afirmado que el Gobierno Municipal estĂĄ decidido a aprobar y poner en prĂĄctica un Plan de Austeridad con la pretensiĂłn de que este documento sea fruto de un pacto entre los dos grupos polĂ­ticos con representaciĂłn en el Ayuntamiento de Salamanca.

El Plan de Austeridad se constituye en una exigencia “ineludible” dado el actual contexto económico, y sus objetivos principales deben ser la racionalización del gasto corriente, buscando la máxima eficiencia en su ejecución; la reducción del endeudamiento municipal; y el cumplimiento estricto de la estabilidad presupuestaria.

A estos criterios obedecen principalmente la reducciĂłn de los gastos corrientes para 2012 en mĂĄs de 1,1 millones de euros respecto a este ejercicio; y la amortizaciĂłn de la deuda superior en mĂĄs de un millĂłn de euros a la operaciĂłn de crĂŠdito que se pretende concertar en 2012 por un importe total de 4.027.522 euros.

SUPERAVIT DE 3 MILLONES

Asimismo, el Presupuesto Municipal se presenta con un superĂĄvit de los ingresos sobre los gastos en tres millones de euros. Esta cuantĂ­a se destinarĂĄ al pago del segundo plazo de la devoluciĂłn del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que el Ayuntamiento cobrĂł de mĂĄs en 2008 (2.223.835 euros), y al saneamiento del remanente de tesorerĂ­a negativo resultante de la liquidaciĂłn del ejercicio de 2010 (775.161 euros).

En este sentido, el alcalde de Salamanca ha subrayado que el Presupuesto Municipal cumple con el mandato constitucional de estabilidad presupuestaria, aplicando la “receta de no gastar más de lo que se ingresa”.

Del mismo modo, se han adoptado medidas que afectan a determinadas aplicaciones presupuestarias y que se incorporarĂĄn al futuro Plan de Austeridad, como la reducciĂłn del 15 por ciento en los gastos de publicidad y del 10 por ciento en los gastos de protocolo y representaciĂłn; la reducciĂłn del 50 por ciento en las subvenciones de los Grupos PolĂ­ticas; la disminuciĂłn aproximada del 11 por ciento en el crĂŠdito de las partidas presupuestarias no vinculadas a obligaciones exigibles al Ayuntamiento; y la congelaciĂłn de la oferta de empleo pĂşblico, salvo la reposiciĂłn de efectivos en Servicios de Emergencia.