“Ha sido una sorpresa, pero lo cojo con ganas e ilusionado”

 
ADRIÁN A. GARCÍA
En el día de ayer, José María Hernández, más conocido como María, dirigió su primer entrenamiento como máximo responsable del Club Deportivo Guijuelo después de la destitución de Antonio Cazalilla.

Hasta la fecha, es el mayor reto en el que se ha visto envuelto en toda su carrera el técnico salmantino, pero lo afronta sin ningún tipo de miedo y con muchas ganas de trabajar. “La verdad es que me pilló por sorpresa, pero cojo el reto con muchas ganas y muy ilusionado. Imagínate, es como si a ti te da una oportunidad así el Marca”, afirmó.

Sobre la destitución de Antonio Cazalilla, María aclaró que no estuvo presente en la despedida del cordobés con la plantilla, pero reconoce que “es una situación triste porque es el adiós de un compañero que, además, es buena persona”. No obstante, es consciente de que “por desgracia el entrenador es esclavo de los resultados y a veces de una manera muy injusta”.

Una de las posibles causas que puede haber llevado al equipo a la situación actual que atraviesa es la falta de compromiso de alguno de sus integrantes. Ante eso, el técnico desmiente cualquier tipo de afirmación al repecto e indica que “se achacaba a la falta de intensidad, que es lo mínimo que hay que tener en un terreno de juego”. Además, confesó que como a él, a la plantilla también le ha cogido por sorpresa el cambio. “La plantilla ha aceptado bien el cambio, con sorpresa, pero receptivos. Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, dijo.

Después de la doble sesión del grupo en el día de ayer, María también habló de los jugadores que venían contando menos para el anterior entrenador. “Es evidente que cualquier cambio estimula y eso hace que aumente la competitividad del grupo, lo que es positivo. Algunos jugadores han demostrado cosas, pero hay que demostrarlas todos los días. El nivel de activación tiene que ser alto”, aseguró.

A lo largo de toda la temporada, el Guijuelo viene pecando de falta de goles y de ocasiones para materializarlos, algo que el técnico salmantino va a tener muy en cuenta a la hora de confeccionar sus equipos para los diferentes partidos. “El equipo necesita un cambio general, hay que entrenar más la táctica de cara a los partidos y centrarse en el mayor déficit que tiene, el gol. Tenemos que conseguir que los delanteros participen más en el juego”, afirmó el técnico chacinero.

Por último, terminó el repaso a la actualidad del club hablando de la escasez de miembros de la plantilla: “Sabíamos que la plantilla era corta de inicio, a lo que se le ha sumado un gran número de lesiones”. Sin embargo, María rechazó hablar aún del mercado de invierno, ya que “aún es pronto para ello y los que están son los que tienen que sacar esto para adelante”.