Guindos no descarta que Bruselas flexibilice el objetivo de déficit

 

"Siempre, en todo momento, la administración central ha hecho un reparto equitativo y justo en función del esfuerzo de todas las administraciones públicas".

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dejado la puerta abierta a que Europa permita a España alcanzar el objetivo de déficit marcado en un periodo más largo de tiempo que el establecido, ya que ha afirmado que es un planteamiento que está abierto.

 

En declaraciones a los medios antes de su intervención en el XVII Encuentro de Economía en S'Agaró, el ministro ha afirmado: "Vamos a ver qué hace Bruselas. No arriesgaría a decir que no nos va a dar más tiempo".

 

Al ser preguntado por la posibilidad de flexibilizar el déficit a las comunidades autónomas, el ministro ha respondido que primero hay que ver cómo cierra el año 2012 y "en el futuro ya se verá cómo se determina el déficit en función de la negociación con Bruselas".

 

"Siempre, en todo momento, la administración central ha hecho un reparto equitativo y justo en función del esfuerzo de todas las administraciones públicas", ha añadido.

 

Ha evitado cifrar el objetivo de déficit de 2012, pero ha resaltado que va a poner de manifiesto una reducción importante por parte de todas las administraciones públicas y va a ser un elemento positivo a la hora de ganar confianza en la economía española y un "paso importante en la recuperación económica".

 

Según De Guindos, va a ser un déficit que "indicará claramente que España está otra vez en la senda de la consolidación fiscal y que los Presupuestos son sostenibles".

 

Al ser preguntado por la subasta de Catalunya Caixa, De Guindos ha remarcado que se han pedido ofertas no vinculantes hasta finales de febrero y que en estos momentos se contemplan todas las opciones.

 

Ha subrayado que es una entidad "mucho más solvente y mucho más saneada" y que el Gobierno intentará maximizar la inversión que ha hecho para que tenga un retorno lo más elevado posible.

 

No ha querido responder si se contempla fusionarla con Bankia, aunque ha repetido que están todas las opciones abiertas, pero ha remarcado que no van a "trocearla".