Guindos mantiene la previsión de bajar el IRPF en el año 2015

"El 2013 es un año de transición, en el que se tiene que culminar la corrección de nuestros desequilibrios".

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que el 2013 es un "año de transición", ya que apuesta por una recuperación "muy clara" de la economía española en 2014, que permita bajar el IRPF en 2015.  

  

"El 2013 es un año de transición, en el que se tiene que culminar la corrección de nuestros desequilibrios. La fase de recuperación será muy clara en 2014, mientras que este año va a ir de menos a más y esperamos que en el último trimestre del año la economía esté estabilizada", apuntó el titular de Economía, durante la presentación de las líneas estratégicas de internacionalización del sector agroalimentario, junto al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.  

  

De Guindos confía que con la recuperación económica se pueda bajar el IRPF en 2015, compartiendo las declaraciones de ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, en las que aseguraba que quería bajar los impuestos. "Estoy de acuerdo con las declaraciones del ministro de Hacienda, que refleja lo que es nuestro programa de estabilidad. Es factible la redución impositiva", apuntó.  

  

Por otro lado, el titular de Economía se mostró contrario al informe del Instituto de Estudios Fiscales (IEF), que señala que es necesaria una rebaja de entre el 22% y el 45% de las pensiones para garantizar la sostenibilidad del sistema. "El Gobierno no comparte las conclusiones de este informe y pediría seriedad porque es muy fácil hacer un titular", explicó, señalando que el sistema de pensiones "está garantizado", gracias a "reformas graduales" que está realizando el Gobierno.  

  

Respecto a la deuda pública, De Guindos subrayó que en lo que va de año se ha "cubierto más del 55%" de las necesidades de financiación para 2013. "Hemos acelerado las necesidades de financiación porque creemos que los tipos de interés están adecuados. Me parece relevante que se está proyectando una financiación a costes más reducidos", apuntó.

  

Por último, se mostró confiado en que el Consejo Europeo de esta semana saldrán "mensajes positivos en relación al compromiso de la unidad bancaria". "Hace un año el problema eran dudas sobre el futuro del euro, eso se ha disipado y estamos ahora en la duda sobre la capacidad de crecimiento de Europa. Ahora hay que avanzar todos juntos para sacar a Europa de la recesión", concluyó.