Guijuelo y Tenerife acuerdan la salida de Ochoa que jugará su último partido contra el Rayo B

Ochoa (primero dcha.) abandonará el Guijuelo el próximo lunes (Chema Díez)

El jugador se despedirá de la afición el domingo una vez que el equipo canario haya aceptado que el Guijuelo pague solo los 8.000 euros del contrato de Ochoa, haciéndose cargo del resto de la ficha de los jugadores cedidos el Tenerife.

El culebrón sobre la salida de Ochoa del CD Guijuelo ha tocado a su fin gracias al acuerdo al que ha llegado el club salmantino con el Tenerife, aunque el jugador no se marchará hasta el lunes porque disputará el partido frente al Rayo B a petición de la directiva del Guijuelo. Además, su salida tampoco se podía efectuar antes porque uno de los jugadores que llega como recambio, Abel, tiene un compromiso con el Tenerife B y no podría estar disponible antes de esa fecha.

 

El acuerdo ha llegado después de un tira y afloja entre las directivas de Guijuelo y Tenerife por un tema económico, ya que Jorge Hernández, presidente de la entidad tan solo está dispuesto a pagar como ficha a los jugadores cedidos (Abel y Germán) los 8.000 euros del contrato de Ochoa, de modo que del resto debe hacerse cargo el club insular, que en un principio se mostraba reacio a ello.

 

No en vano, y después de la postura de Jorge Hernández, que no daba su brazo a torcer, el Tenerife le ha ofrecido a los dos jugadores para hacerse cargo del resto de la ficha que sobrepase los 8.000 euros de tope que se ha fijado el club salmantino, que no quiere “gastarse ni un duro más”, siguiendo con esa época de austeridad fijada para este ejercicio.

 

La otra opción que dio el club insular, según señalan desde el periódico El Día es la cesión de solo un jugador, hecho que ha sido rechazado por el Guijuelo. Por tanto, Abel, medio centro zurdo, llegará para ocupar el puesto de Ochoa, y está considerado en Tenerife como “el medio del futuro” aunque aún está muy verde y su estancia en Guijuelo le servirá para mejorar.

 

En cuanto al delantero Germán, no ha jugado esta temporada y es más frío e inconstante que Abel y llegará para reforzar la maltrecha y escasa zona de ataque del club salmantino. Además, los nuevos jugadores del Guijuelo se han querido asegurar de que iban a cobrar sus fichas (conocen los impagos en el club salmantino), hecho que les han asegurado desde su club de origen, el Tenerife.