Guardabarros propone al Ayuntamiento la apertura de calles "al paseo y al pedaleo"

Se trata de una medida para despejar de tráfico algunas calles un domingo cada mes.

El Comité de Bici Urbana Guardabarros ha presentado al Ayuntamiento de Salamanca un proyecto para que las calles de la ciudad "se abran al paseo y el pedaleo" durante determinados días al año. Con el nombre de "Ciclopaseos en Salamanca", el documento explica detalladamente cuáles son los mecanismos y claves para su puesta en marcha en la ciudad de Salamanca.

 

El Comité Guardabarros ha presentado así un proyecto más para incentivar el uso de la bicicleta, la práctica deportiva y la transformación de la percepción en torno al espacio urbano.  A lo largo de 12 páginas, el documento titulado “Ciclopaseos en Salamanca” plantea dos objetivos principales: reforzar la conciencia y la "urgente concienciación social" acerca de los conflictos urbanos derivados del transporte y respaldar políticas de sostenibilidad en el transporte puestas en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca en colaboración con los colectivos sociales.

 

Un ciclopaseo consiste en abrir, durante determinadas fechas al año y por unas horas, calles y avenidas para que los ciudadanos puedan pasear o montar en bicicleta sin la molestia habitual que supone el tráfico motorizado. Para ello, la asociación propone un domingo de cada mes como fecha idónea, ya que la incomodidad que pudiera suponer para el tráfico motorizado es menor.  Según el Comité, “la reinvención de determinados espacios tradicionalmente dominados por el transporte motorizado y que, pueden momentáneamente cambiar de función para uso y disfrute de una amplia mayoría de ciudadanía, es una forma eficaz e inteligente de sensibilizar a la ciudadanía sobre los conflictos derivados del transporte”.

 

Tal y como se puede leer en el documento, se trata de una “apertura puntual” de la calle a las personas, y no por ello estrictamente a las que circulen en bicicleta. De hecho, subraya el comité, “en la mayoría de las experiencias anteriores de otras ciudades hay tantas personas pedaleando como caminando o patinando”. Por eso, “no se trata únicamente de una medida pro bici, sino más bien de una propuesta diseñada para proyectar una ciudad más amable con una ciudadanía que en su mayoría se desplaza caminando. Con este evento, se impulsaría además el sistema público de préstamo de bicicletas y se respaldaría la promoción de la actividad turística y el ocio de la capital". Guardabarros también ha señaladp que se darían las condiciones idóneas para la colaboración de agentes privados mediante el patrocinio del evento, la creación de un voluntariado y la participación activa de los agentes sociales.

 

Con esta propuesta, entregada a los concejales de Medio Ambiente y Fomento, Emilio Arroita y Carlos M. García Carbayo, ambos involucrados en la elaboración y discusión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, se concluye un año de intenso trabajo de los miembros del comité. En la primavera pasada ya se presentó un extenso documento sobre la ampliación de la red de aparcamientos de bicicleta y que el Ayuntamiento consideró positivamente.