Griñán acusa a Gobierno de "no jugar limpio" con la reforma educativa, que pone "religión y constitución" al mismo nivel

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, reconoce tener "un sentimiento extraño de frustración" después de que el Ministerio de Educación presentara a las comunidades autónomas un nuevo borrador de la reforma que va "en contra" de lo propuesto "con buena fe" por el departamento que dirige Mar Moreno y que incluso "en alguna conversación" entre ambas instituciones parecía que se iba a corregir.
SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)



"Creo que no se ha jugado limpio", ha concluido Griñán sobre estas semanas de debate y en las que, según ha recordado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Andalucía no solo propuso un "pacto por la educación" con nueve puntos básicos de consenso sino además "aportó informes y documentación de expertos nacionales e internacionales suficientes" para poder abrir una vía de negociación sobre el futuro modelo educativo.

Por ello, el presidente, que ha insistido en valorar la "buena fe" de la actuación de Mar Moreno en este asunto, ha rechazado el nuevo borrador que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, dio a conocer ayer a las comunidades "horas antes" de la Conferencia Sectorial de este martes y que, además de ir "exactamente en la dirección contraria" de la defendida por Andalucía, pone a "la constitución y a la religión al mismo nivel" a propósito de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC).

Sobre este asunto, ha criticado duramente que el Gobierno "no solo no mantenga Educación para la Ciudadanía sino que, además, considere que la asignatura será la que cursen solo los alumnos que no cursen religión", poniendo así "al mismo nivel la religión de la Constitución". "Y la Constitución hay que saberla", ha defendido Griñán frente al hecho de que la "religión no es obligatoria".

La Junta de Andalucía también rechaza que este nuevo borrador propugne más conciertos educativos, incorpore las reválidas y establezca también una prueba de acceso para Bachillerato, ya que, en palabras del presidente, "eso va a suponer una carrera de obstáculos que va a producir una segregación temprana y una discriminación entre los estudiantes". Por ello, Griñán ha hecho suyas las palabras de la consejera Mar Moreno en las que advirtió de que esta reforma educativa "va a romper la igualdad de oportunidades" y va "a hacer una gran autopista de alta velocidad" para los alumnos que tengan recursos y una "carretera secundaria con muchos obstáculos para los que no".