Griñán aboga por una política de "consenso y cohesión social" en la UE para "reequilibrar el poder de los mercados"

José Antonio Griñán
El presidente andaluz critica las políticas económicas adoptadas en Europa y recuerda el modelo social alcanzado tras la II Guerra Mundial


SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha defendido la necesidad de apostar por "una Europa más fuerte" a través de una política que "busque consensos y cohesión social" con el fin de "restar poder a la especulación financiera" y reequilibrar el poder de los mercados mediante el Estado de Derecho.

En un artículo publicado en un especial del periódico luso 'Diario de Noticias' con motivo de su 148 aniversario, titulado 'Lo que llamamos Europa' y recogido por Europa Press, el presidente andaluz ha abogado por llevar a cabo en la zona euro una política que cumpla el pacto de estabilidad pero que, al mismo tiempo, "reparta equitativamente los sacrificios, afronte las reformas estructurales necesarias y propicie el crecimiento y la lucha contra el desempleo".

Y es que, según ha esgrimido el también presidente del PSOE federal, las políticas económicas que se están aplicando en Europa "han demostrado ser un fracaso", pues han provocado la recesión de la zona euro y, "lo que es más grave, el aumento de las desigualdades sociales". Así, tras cinco años de crisis, Griñán estima que "habrá que empezar a pensar que haber convertido la consolidación fiscal en la única política europea es un error económico y un desastre político".

Griñán comienza su artículo afirmando que la crisis de los países del Sur de Europa es "la crisis del proyecto europeo". "Se dice que en el Sur hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que ahora estamos pagando las consecuencias. Es una forma de culpabilizar a las víctimas de sus propias desgracias", ha aseverado de forma tajante el presidente del Gobierno andaluz, recordando que, en los comienzos del euro, Alemania "incumplió reiteradamente el Pacto de Estabilidad y Crecimiento sin ser sancionada por la UE".

Para Griñán, la Unión Europea, "encerrada en un solo pensamiento, parece caminar lentamente a su colapso", pues su "obsesión por la inflación y el desprecio a una política monetaria de estímulo económico" la han llevado a la recesión; contraponiendo estas medidas con Estados Unidos y su política de estímulo desde la Reserva Federal.

EL "PACTO" DEL MODELO SOCIAL EUROPEO

De este modo, ha lamentado que el "mercado de casino" que se ha instaurado "sin regulación ni supervisión", mientras los gobiernos han estado "más atentos a cumplir las obligaciones financieras que las políticas", ha hecho "saltar por los aires" el contrato que "dio lugar al modelo social europeo tras la II Guerra Mundial".

Un "pacto" que, según Griñán, hizo más competitiva a Europa al fortalecer la cohesión social, era capaz de generar empleo de calidad y comprometía a los gobiernos a redistribuir la riqueza mediante políticas públicas de bienestar social, con base en pilares como la libertad sindical o la sanidad y la educación pública y universal.

En este punto, el presidente andaluz ha alertado de que, mientras los gobiernos europeos están "atrapados en atender más las necesidades de las entidades financieras y las agencias de calificación", se está produciendo una "ruptura del vínculo democrático" entre la toma de decisiones y la participación ciudadana en las mismas, "aumentando el riesgo de la búsqueda de alternativas en planteamientos populistas y fuera de la realidad del euro".

Por todo ello, ha defendido que, en este contexto, "no es posible arbitrar una política económica eficaz sin un avance político que reste poder a la especulación financiera", algo que considera que debe hacerse a través de una política que "busque consensos y cohesión social, que reparta equitativamente los sacrificios, que afronte las reformas estructurales necesarias y propicie el crecimiento y la lucha contra el desempleo". "Reequilibrar el poder de los mercados financieros mediante el Estado de Derecho. A eso es a lo que llamamos Europa", ha concluido.