Greipel (Lotto), segundo triunfo consecutivo al sprint en el Tour

"Ha sido uno de los sprints más duros de mi vida", apuntó el sprinter del Lotto
El corredor alemán Andre Greipel, del Lotto-Belisol, sumó este jueves su segundo triunfo consecutivo en el 99 Tour de Francia, tras adjudicarse la quinta etapa, disputada entre Rouen y Saint Quentin sobre 196,5 kilómetros, por delante del australiano Matthew Goss (Orica GreenEdge) y el argentino Juan José Haedo (Saxo Bank).

Andre Greipel acumula ya tres victorias en el Tour, dos en el de 2012 y una en 2011, en una nueva demostración de poderío frente al pelotón de velocistas, entre ellos un impotente Mark Cavedish, quinto, y el cántabro Óscar Freire (Katusha), séptimo, que se asomó a los primeros puestos a escasas semanas para los Juegos.

El decimoquinto éxito del alemán en 2012 tuvo un punto de suspense, pues una nueva 'montonera' a menos de 3 kilómetros para la meta provocó un cierto caos en un pelotón lanzado a la caza de cuatro corredores -los franceses Matthieu Ladagnous (Française des Jeux) y Julian Simon (Saur-Sojasun), el español Pablo Urtasun (Euskaltel) y el belga Jan Ghyselinck (Cofidis)- que se escaparon en el kilómetro 1.

El cuarteto estuvo cerca de dar la sorpresa, ya que Ghyselinck saltó de la fuga poco antes del último kilómetro y llegó en solitario a falta de 400 metros, el español Urtasun le superó, pero, a tan sólo 200 metros, el 'euskaltel' dejó de dar pedales al ver cómo le adelantaban Greipel y compañía como un misil.

En los metros finales, el velocista del Lotto volvió a quedarse sin rivales, pues a Cavendish no le alcanzaban las piernas y Peter Sagan se había quedado atrapado, como el de la Isla de Man la víspera, entre las bicis y tubulares retorcidos de la nueva caída cercana a la meta de San Quintín, donde el último vencedor había sido el australiano Robie McEwen.

Robbie McEwen actualmente trabaja en el Orica-GreenEdge, el equipo de su compatriota Matt Goss, que se quedó a sólo un paso de repetir la victoria de su mentor. No se lo permitió el insaciable Greipel, el dominador, por ahora, de las 'volattas' del Tour de 2012.

"Ha sido uno de los sprints más duros de mi vida", apuntó el sprinter del Lotto, tras una intensa jornada en la que el suizo Fabian Cancellara (RadioShack) conserva un día más el jersey amarillo.

Este viernes se disputa la sexta etapa entre Épernay y Metz sobre 207,5 kilómetros, de perfil muy rectilíneo, con sólo un puerto, la Cote de Bruxieres, de cuarta categoría, a más de 60 kilómetros para la meta y en la que Andre Greipel buscará su tercer triunfo consecutivo en la ronda francesa.