Grande-Marlaska lamenta las declaraciones que minimizan los problemas de desigualdad

El juez y presidente de la Sala de lo Penal  de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska

El juez y presidente de la Sala de lo Penal  de la Audiencia Nacional participa en un congreso sobre igualdad en la Facultad de Derecho de la USAL

El juez y presidente de la Sala de lo Penal  de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, ha manifestado que “no ayudan” en la lucha contra la desigualdad “las declaraciones de cualquier representante público que traten de minimizar” estos casos.
 
Según sus palabras, no es oportuno “minimizar” la situación cuando siguen existiendo discriminaciones y se siguen dando también casos de violencia machista en la sociedad actual.
 
“Tenemos miedo a reconocer que en una sociedad occidental y civilizada todavía tenemos esa lacra”, ha apuntado el juez durante su visita a la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca (USAL).
 
Grande-Marlaska ha participado en la clausura del Congreso `¿Por qué seguimos sin alcanzar la igualdad? La violencia de género a debate´ con una conferencia titulada `Justicia, violencia de género y medios de comunicación´.
 
Precisamente, refiriéndose a los medios de comunicación, ha valorado que tiempo atrás fuesen estos quienes “focalizasen” en la importancia de luchar contra esta lacra, una situación que ha cambiado.
 
Esa modificación se da por ejemplo, según el juez, en las noticias relacionadas con los malos tratos, donde los periodistas tratan de adelantarse a la competencia y a las redes sociales dando la información con premura y sin reflexionar sobre la misma.
 
AGILIDAD EN LA JUSTICIA
 
Por otra parte, el juez y presidente de la Sala de lo Penal  de la Audiencia Nacional ha reconocido que existe “preocupación” en la judicatura por tratar de agilizar los casos, independientemente del tipo que sean.Ha manifestado que “una justicia tardía, no es justicia” y que por eso es conveniente que las sentencias no se dilaten en el tiempo.
 
Con este fin, ha apuntado que sería conveniente que, a pesar de los momentos de dificultad económica, haya “preocupación” en la Administración por entregar más medios “si fuera factible”.
 
Aún así, el presidente de la Sala de los Penal ha señalado que, por ejemplo en los casos relacionados con la corrupción, los temas que se abordan son “complejos” y que “llevan su tiempo”.
 
Grande-Marlaska ha puesto como ejemplo la “complejidad” de algunos casos que “exigen investigaciones arduas” y que en ciertos casos incluso precisan la cooperación de terceros países.
 
Finalmente, resumiendo este asunto de premura en la justicia, ha dicho que “la eficacia de la justicia se mide no solo por la calidad, también por la rapidez en la respuesta”.