Grabaciones sitúan a Montes Neiro en reuniones para vender joyas

El preso común más antiguo de España hasta su indulto el pasado año puede estar implicado en el robo.

MÁLAGA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

 

El Cuerpo Nacional de Policía dispone de "gran cantidad de material de vigilancia" en el que se confirma la presencia de Miguel Montes Neiro, el preso común más antiguo de España hasta su indulto el pasado año, en varias reuniones para dar salida a las joyas que fueron robadas en noviembre de 2012 en un centro comercial de Puerto Banús, en Marbella (Málaga), y cuyo valor superaría los tres millones de euros.

 

Ante esto, la Policía trata de probar que Montes Neiro sería responsable también de un delito de asociación ilícita: "es un puzle que hay que encajar; creemos que tenemos indicios más que suficientes", ha señalado este sábado el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Oriental, Francisco Arrebola, quien ha comparecido en rueda de prensa junto al subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, y otros mandos policiales.

 

Este delito se sumaría al de receptación por el que este pasado viernes quedó en libertad con cargos tras declarar en el juzgado de Marbella. Según Arrebola, el resto de integrantes del grupo llamaban a Montes Neiro "el profesor", precisando, al respecto, que "los ponía en contacto y asistía a todas las reuniones para dar salida a la mercancía". Concretamente, se habría puesto en contacto con el detenido en Granada, que almacenaba las joyas en un cortijo de El Jau, pedanía de Santa Fe, y que tiene antecedentes por homicidio frustrado.

 

Once detenidos

 

La operación, en la que hubo 11 detenidos --nueve españoles y dos argentinos-- en diferentes provincias --Santa Fe (Granada); Jaén capital y el municipio jiennense de Alcalá la Real; Fuengirola, Mijas y Marbella, en Málaga, y Sevilla-- "está prácticamente concluida", a la espera de "algunos flecos", que terminarán "en 15 o 20 días", según ha indicado el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Oriental.

 

"Ahora queda el trabajo entre bastidores, que es mucho más complejo, ya que tenemos que darle forma a todo esto y que nos llevará al día del juicio, que es cuando culminará nuestra actuación", ha comentado el comisario provincial de Málaga, Pedro Garijo.

 

De esos 11 detenidos, tres fueron puestos en libertad por la propia Policía, imputados por un delito de receptación y con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial, y ocho fueron puestos a disposición del juez, habiendo decretado libertad con cargos --también por receptación-- para cuatro, entre ellos el propio Montes Neiro, y prisión para los otros cuatro --los tres supuestos atracadores y el vigilante que facilitó el robo--, a los que se les imputan los delitos de robo violento e intimidación, detenciones ilegales y tenencia ilícita de armas.

 

En cuanto al botín, se han recuperado más de 500 piezas, entre anillos, brazaletes, collares, pendientes, relojes e, incluso, bolsos con piedras preciosas --la joya más cara es un collar de 102.000 euros--. La valoración del botín supera los tres millones de euros, aunque inicialmente se habló de unos cuatro millones.

 

Teniendo en cuenta que el objetivo del grupo era dar salida a estas piezas "de una tacada", a excepción de los relojes, la Policía deduce que la mayoría del género en joyería se ha recuperado, según ha expuesto Arrebola.

 

Robo

 

Respecto a cómo se produjo el robo, según han explicado, la joyería, situada en El Corte Inglés de Puerto Banús, fue asaltada un domingo por la tarde por tres individuos que, haciéndose pasar por trabajadores, consiguieron que desde el interior se les facilitara la entrada y, una vez dentro, con el rostro cubierto intimidaron con armas cortas de fuego y retuvieron durante unas tres horas tanto a los tres vigilantes de seguridad como a otros operarios que en esos momentos realizaban unas obras de reforma.

 

De la investigación se deduce que los asaltantes tenían pleno conocimiento de las medidas de seguridad del centro, lo que llevó a determinar la presunta implicación de uno de los vigilantes de seguridad del centro comercial, que se encuentra ahora en prisión.

 

Tras el robo, el pasado 21 de enero agentes de la Comisaría de Fuengirola, en una identificación, descubrieron en un vehículo un reloj y varias piedras procedentes de piezas desmontadas. Los tres ocupantes no pudieron demostrar su procedencia; de hecho, posteriormente, se comprobó que algunas de ellas eran del robo de Marbella.

 

La estrategia policial consistió en efectuar un seguimiento hasta que los presuntos atracadores fijaron las reuniones para dar salida a la mercancía. Estos encuentros se produjeron en distintos puntos de la provincia de Málaga, Granada y Jaén y con la presencia de Montes Neiro.

 

Desde ese momento, se logró la identificación de todos los integrantes de este grupo organizado, desde los presuntos autores materiales del atraco hasta los cooperadores necesarios, los responsables de custodiar el material robado, los intermediarios y los vendedores de la mercancía en el mercado negro, y, consecuentemente, su detención el pasado miércoles.

 

Grupo peligroso

 

Según ha advertido el jefe superior de la Policía Nacional en Andalucía Oriental, que ha agradecido la colaboración prestada por El Corte Inglés, el grupo delictivo estaba organizado y era peligroso. Así, ha insistido en que uno de ellos tiene antecedentes por homicidio frustrado.

 

Preguntado por la relación del vigilante del centro comercial y los atracadores, el jefe de la brigada provincial de Policía Judicial en Málaga, Jesús Cacheiro, ha apuntado que era de amistad con uno de ellos, puesto que habían sido vecinos en Jaén.

 

En los 11 registros domiciliarios realizados se han intervenido también tres armas cortas de fuego, un silenciador, distinta munición, una pistola de descarga eléctrica y varias armas blancas, así como teléfonos móviles, portátiles, tabletas y ordenadores.

 

Tanto el subdelegado como los mandos policiales se han felicitado por el resultado de esta operación, ya que "pocas veces se consigue detener a los autores materiales y recuperar las joyas y las armas", ha asegurado Arrebola.

 

En esta operación ha participado un equipo multidisciplinar, con agentes de unidades como GOIT, GOES, UPR, Guías Caninos, Policía Científica, Udyco y UDEV, siempre bajo la coordinación de la Comisaría Provincial de Málaga y bajo la tutela de la autoridad judicial.