González de Cardedal destaca la dedicación de Benedicto XVI a la Iglesia “más allá de su propia voluntad”

González de Cardedal (Foto:F.Rivas)

Según argumenta el teólogo en Salamanca, la decisión de Ratzinger es un gesto de “responsabilidad, humildad y grandeza”

El teólogo y ‘Premio Ratzinger’ Olegario González de Cardedal ha destacado la dedicación del papa Benedicto XVI porque “ha hecho siempre lo que Dios le pedía y la Iglesia le pedía más allá de su propia voluntad”.

 

González de Cardedal, quien conoce personalmente al papa desde que eran estudiantes, ha subrayado que su trayectoria eclesiástica se puede resumir en “un puro acto de servicio”, ya que, a pesar de que su deseo siempre fue dedicarse a la teología, aceptó las peticiones que le fueron llegando a lo largo de los años.

 

En este sentido, el teólogo español ha recordado que aceptó ser arzobispo de Munich a propuesta de Pablo VI, posteriormente asumió su llegada a Roma de manos de Juan Pablo II y que, cuando decidió emplear su tiempo en la escritura de un nuevo libro, le llegó el momento de ponerse al frente de la Iglesia.

 

Sobre esta trayectoria, González de Cardedal ha reconocido en Salamanca que Benedicto XVI “siempre hizo lo que no era de su gusto personal” a petición de la Iglesia, hasta que ha renunciado a continuar por “razones físicas”.

 

Según el teólogo español, la decisión de Ratzinger es un gesto de “responsabilidad, humildad y grandeza” que Benedicto XVI ha hecho público libremente “con sobriedad” y “sin alharacas, sin gritos y sin llantos”.

 

Pensando en sucesores, González de Cardedal ha explicado que si la llegada de Benedicto XVI fue “evidente” porque “no había comparación  y no había alternativa”, ahora , en cambio, el proceso de elección será “muy complejo”.

 

Respecto a las voces críticas con el todavía papa, el teólogo ha argumentado que “el prójimo dice muchas cosas porque es libre y quiere divertirse, lo cual no quiere decir que tenga razón”. Además, ha apuntado que Benedicto XVI “siempre ha dicho la verdad” y que por esto “muchos que no le perdonan”.