Gómez Noya termina cuarto en Hamburgo pero conserva el liderato de las Series Mundiales

Mario Mola se clasificaba en novena posición después de protagonizar una espectacular remontada durante los 5 kilómetros de carrera a pie.

El triatleta español Javier Gómez Noya sólo pudo ser cuarto este sábado en la sexta cita de las Series Mundiales de Triatlón ITU, celebrada este sábado en Hamburgo, pese a lo cual guarda el liderato en la general, una cita alemana en la que se impuso el inglés Alistair Brownlee por delante del francés Vincent Luis y su hermano Jonathan.

  

Además, de la cuarta plaza del ferrolano, que se mantuvo entre los primeros hasta los últimos metros de la prueba, Mario Mola se clasificaba en novena posición después de protagonizar una espectacular remontada durante los 5 kilómetros de carrera a pie.

  

El resto de españoles en liza también rindieron a un gran nivel en la localidad del norte de Alemania. Fernando Alarza y Vicente Hernández entraron en el Top-20 final, consiguiendo la 15ª y 17ª plaza respectivamente. Mientras, Cesc Godoy se clasificaba en 56º puesto y Nan Oliveras lograba la 59ª posición en su estreno en las Series Mundiales.

  

La prueba comenzó liderada por el sudafricano Henri Schoeman en el segmento inicial de natación, donde Noya se mantuvo bien posicionado. Ya en el sector ciclista, hasta siete participantes marchaban delante, aún sin noticias de los hermanos Brownlee, los cuales lideraban el pelotón de persecución. Al término de la primera vuelta del segmento de 20 kilómetros en total, ambos grupos se fusionaban para conformar un grupo cabecero de 18 triatletas.

  

La prueba alcanzó un ritmo vertiginoso, con la cabeza imprimiendo velocidad. Completados los 20 km los líderes entraban en la transición, para comenzar el tramo final de carrera a pie. Los galos Raphael y Luis eran los primeros en abandonar la T2, aunque Alistair Brownlee no tardaría en situarse al frente de la contienda.

  

Por su parte, tras un complicado paso por boxes en los que perdía valiosos segundos, el gallego Gómez Noya lograba sobreponerse, con Jonathan Brownlee persiguiendo a la cabeza de carrera. La lucha por el podio estaba servida, y los hermanos ingleses aumentaban su zancada para dar más ritmo. Luis y Noya resistieron los primeros envites, pero poco después los británicos y el francés, lograban establecer una pequeña brecha con respecto al español.

  

Así, Alistair conseguía aventajar a su hermano y se marchaba en cabeza hacia su primera victoria de la temporada en las Series Mundiales. Por su parte, en un explosivo final, el francés Luis lograba superar a Jonathan para conquistar la medalla de plata entrando a tan sólo dos segundos del vencedor.