Gómez Noya, mejor triatleta de la historia al lograr su quinto campeonato del mundo de triatlón

El ferrolano Javier Gómez Noya (Foto: Europa Press)

El balear Mario Mola ha logrado el subcampeonato por segundo año consecutivo tras ganar la última cita. 

El español Javier Gómez Noya se ha proclamado por quinta vez en su carrera campeón del mundo de triatlón después de finalizar en segunda posición en la Gran Final de las Series Mundiales, disputada esta madrugada en Chicago (Estados Unidos), mientras que el también español Mario Mola ha logrado el subcampeonato por segundo año consecutivo tras ganar la última cita.

 

De esta manera, el deportista gallego une este título mundial a los conseguidos en 2008, 2010, 2013 y 2014 y se convierte en el mejor triatleta de la historia al superar los cuatro títulos que consiguió el el británico Simon Lessing.

 

Por segundo año consecutivo, el dúo formado por el ferrolano y el balear ha copado las dos primeras plazas del podio mundial, mientras que el francés Vicent Luis se ha subido al tercer cajón. En Chicago, Mola se ha adjudicado el triunfo por delante de Gómez Noya y del sudafricano Richard Murray. La competición comenzaba en las aguas del lago Michigan, con el eslovaco Richard Varga comandando los 1,5 kilómetros de natación. Mientras, Mola sorprendía convirtiéndose en el mejor español en el agua, saliendo a 15 segundos del líder y empezando el tramo ciclista en el grupo cabecero.

 

El resto de españoles salía ligeramente más rezagado, pero Gómez Noya, Fernando Alarza y Vicente Hernández lograban engancharse rápidamente al pelotón delantero. Durante los 40 kilómetros del recorrido ciclista, los ataques fueron constantes en la delantera con varios triatletas buscando romper el nutrido pelotón para fugarse. Los españoles no entraban en este juego y controlaban el segmento bien pertrechados en el pelotón y colaborando por mantener el elevado ritmo a su paso por las céntricas calles de Chicago. En este bloque circulaban algunos de los grandes favoritos al trono mundial como Vincent Luis, mientras que otro de los principales rivales, Richard Murray, integraba un grupo perseguidor que comenzaba el sector a más de un minuto.

 

En esos momentos, el infortunio hizo acto de presencia y entrada la penúltima vuelta ciclista, cuando Vicente Hernández sufría una leve caída que supondría su retirada debido a problemas mecánicos. El triatleta santacrucero había demostrado un espléndido estado de forma en las últimas etapas del circuito de las Series Mundiales, y en la cita de hoy lidiaba también había evidenciado una gran regularidad.

 

El grupo de Murray iría recortando distancias y llegados al tramo final alcanzaba a los líderes. Al mismo tiempo, fructificaba una de las tentativas de fuga, con el brasileño Reinaldo Colucci y el suizo Andrea Salvisberg; al poco se unirían a ellos Ben Kanute y Marco Van Der Stel. Los cuatro se desmontarían de la bici con un margen superior a los treinta segundos.

 

A continuación y después de una llegada masiva a la T2, el galo Luis era uno de los más raudos en iniciar el segmento de carrera. Sin embargo, el subcampeón olímpico no quería dejar nada al azar y abandonaba la segunda transición a pocos metros del triatleta francés. Muy pronto se unirían Mola y Aaron Royle para emprender la persecución a los líderes Kanute y Salvisberg.

 

El cuarteto apretaba el paso, con el dúo español postulándose al frente para alcanzarles antes de completar la primera de las cuatro vueltas del segmento. Por detrás, Alarza no perdía fuelle y pugnaba con Royle, Luis, el mexicano Crisanto Grajales y Murray.

 

MANO A MANO ENTRE MOLA Y GÓMEZ NOYA

 

El final ofreció un mano a mano entre Mola y Gómez Noya. Por momentos parecía que el triatleta de Ferrol sería capaz de desmarcarse en solitario, para acto seguido en una nueva acometida ver cómo Mola remontaba y se proyectaba al frente del liderato.

 

Restando 500 metros, el balear lograría triunfar con una ofensiva definitiva, consiguiendo una pequeña brecha para así encauzar su camino hacia la victoria. Tras él, Gómez Noya cruzaba la línea de meta firmando la medalla de plata, certificando su quinto título mundial y ampliando su leyenda al convertirse en el único triatleta en lograr esta hazaña, mientras que Richard Murray lograba la presea de bronce en Chicago.

 

Alarza cerraba una magnífica actuación española clasificándose en sexta posición. Gómez Noya subía a lo más alto del podio para celebrar el pentacampeonato obtenido con 4.930 puntos. Mola le acompañaba a su derecha, consiguiendo su segundo subcampeonato consecutivo tras sumar 4.795 puntos. A su vez, el francés Vincent Luis completaba el podio en tercera posición (4.422). Asimismo, el triatleta de Talavera de la Reina Fernando Alarza se clasificaba en una formidable quinta plaza (3.774) y Vicente Hernández entraba en el 'Top 15'.