Golpe del Barcelona a la Liga tras ganar por segundo año seguido en el Bernabéu

EL MADRID, HUNDIDO. Los merengues pierden el liderato y se colocan ya a tres puntos de los culés más el ‘golaverage’
EFE / MADRID

El Barcelona prolongó su hegemonía con una exhibición de Xavi y Leo Messi, para vencer por primera vez en la historia en dos ocasiones seguidas en el Santiago Bernabéu (0-2), recuperar el liderato y acariciar el título gracias a un modelo de juego ante el fútbol a impulsos que sentencia a Manuel Pellegrini.

El mundo sigue en manos del Barcelona. Camina firme para repetir la exhibición de títulos. Su temporada adquirió una nueva dimensión en el Bernabéu. Asestando un golpe demoledor sobre su eterno rival, para dejar al borde del precipicio el proyecto multimillonario de Florentino Pérez. Un modelo de juego puede a un conjunto de estrellas.

El Real Madrid ha fallado en los momentos decisivos de la temporada. Tras Alcorcón, en la Copa del Rey, y Lyon, en la Liga de Campeones, volvió a sucumbir frente al Barcelona. Con Kaká en la grada. Un año de lucha en Liga la tiró por tierra en un encuentro que acabó impotente ante la superioridad de su gran rival.

El partido del año dejaba duelos individuales atractivos en cada demarcación. Por encima de todos el de los mejores jugadores del mundo. Leo Messi contra Cristiano Ronaldo. La magia del argentino contra la ansiedad del portugués. La paciencia por encontrar su momento y encontrar el premio, ante la búsqueda desesperada de méritos para arrebatar protagonismo.

La presión mató al fútbol de inicio. Nació el partido con cambio en el liderato. El empate inicial devolvía al Barcelona al trono liguero. Incómodo sobre el césped, su cara se desfiguró por momentos. Hasta el punto de ver a Xavi Hernández mandar un pase a la grada. O a Piqué lanzar balonazos arriba ante la falta de construcción. El Real Madrid conseguía el objetivo de incomodar a su rival, pero mostró sus carencias cuando debía generar fútbol.

Emuló Guardiola a Johan Cruyff. Inventó algo nuevo en el Santiago Bernabéu. Tras pasar al centro a Messi en el histórico 2-6 de la pasada campaña, en esta ocasión la sorpresa llegó con Dani Álves. El brasileño abandonó el lateral para jugar como tercer atacante, de extremo derecho. Recordando a Roberto Carlos, cuando a un jugador de largo recorrido le quitan la capacidad de sorpresa. Siempre con el aliento de Arbeloa en su nuca.

La suplencia de Andrés Iniesta restaba ‘jugones’ en el centro del campo azulgrana. Xavi, escoltado por Busquets y Keita, esperaba su momento. La mejor forma de evitar el sufrimiento para el Real Madrid era tener el balón, pero cuando lo tenía estaba incómodo. Sin ideas. Pendientes de la pelea contra el mundo de Cristiano. Acelerado. Sin medir sus ganas de demostrar que es el mejor.

Una acción de brillantez derribó el muro de la igualdad. El físico que se imponía en el duelo acabó cuando conectó Messi con Xavi, dibujaron una pared de primera para batir a Casillas. El golpe tambaleó al Real Madrid. Sólo quedaba el orgullo blanco. Gracias a él disimuló su impotencia. Pero la mediocridad marcó la lucha final del Real Madrid.

0 REAL MADRID: Casillas, Sergio Ramos, Albiol, Garay, Arbeloa, Xavi Alonso, Gago, Marcelo (min. 57, Guti), Van der Vaart (min. 68,Raúl), Cristiano Ronaldo e Higuaín (min. 79, Benzema).

2 FC BARCELONA: Valdés, Puyol, Piqué, Milito (min. 80, Márquez), Maxwell (min. 61, Iniesta), Xavi, Busquets, Keita, Dani Alves, Pedro y Messi.

Goles: 0-1, Messi, min. 32. 0-2, Pedro, min. 55.
Árbitro: Mejuto González (Asturiano). Amarillas: Sergio Ramos, Albiol, Garay, XabiAlonso,Messi,DaniAlves y Xavi.

Incidencias: 79.500 espectadores.

HABLA EL ‘10’ DEL BARCELONA
“¿Mejor que Cristiano?, lo importante es que el Barça es mejor que el Madrid”
Leo Messi aseguró ayer tras el partido en el Bernabéu:“Hemos demostrado que si queremos somos superiores a cualquiera. ¿Yo mejor que Cristiano? No, creo que lo importante es que el Barça es superior al Madrid. Además volvemos a ser líderes a pesar de que ha sido un partido muy cerrado por lo mucho que nos respetamos los dos equipos, pero hemos logrado aprovechar las oportunidades que hemos tenido”, aseguró el argentino. “La Liga aún no ha terminado, nos quedan todavía salidas difíciles, pero espero que sigamos haciendo historia”, añadió.

Y es que en la batalla de reyes Messi salió airoso del duelo contra Cristiano Ronaldo, prolongó la hegemonía que ha establecido en los últimos tiempos y salió respondón al envite particular que el fútbol ha establecido entre los dos futbolistas más relevantes del momento.

El sudamericano, acaparador de reconocimientos en el último curso, tomó el Bernabeu también. Y aplacó la furia del luso, aún con cuentas pendientes, con aspectos que demostrar, de hacer estallar el sinfín de cualidades que atesora.

La magia de Messi superó la furia de su contrincante.