Gobiernos 'naranjas': en Doñinos con el PP y en Tamames con el PSOE

Ciudadanos cuenta con gobernar en dos localidades y en hacerlo con el apoyo de dos antagonistas, los dos grandes partidos. Aliarse con el PP le da el poder en Doñinos por encima de la lista más votada, la socialista. Y en Tamames es al revés.

Ciudadanos ha dado libertad a sus cabezas de lista para, con la supervisión del comité de pactos, llegar a los acuerdos pertinentes en cada lugar concreto. Esto ha hecho, por ejemplo, que el partido cuente con gobernar en Salamanca en dos localidades con el apoyo del PP en un caso y del PSOE en otro. Una decisión que pone en tela de juicio el criterio que estaría aplicando el partido a la hora de pactar: tanto, que para acceder al gobierno le valen siglas opuestas.

 

Es el caso de Doñinos y Tamames, dos localidades en las que Ciudadanos cuenta con poder gobernar. Y en las que ha esgrimido un mismo procedimiento para sus necesarios socios: postularse como fuerza más votada de la oposición para desalojar a la opción mayoritaria.

 

En Doñinos Ciudadanos quiere gobernar con el apoyo del PP: sumarían 3+2, respectivamente, desbancando al PSOE, que fue la lista más votada con cuatro concejales. Esta alianza arrebataría a los socialistas la alcaldía que ha estado ejerciendo durante los últimos cuatro años.

 

En Tamames Ciudadanos también quiere gobernar, esta vez, con el apoyo del PSOE: tienen dos concejales cada uno, por tres del PP, aunque C's fue la segunda fuerza más votada por encima de los socialistas, motivo por el cual quieren encabezar el gobierno. Aquí también serviría para el cambio de gobierno, que ha ostentado el PP en los últimos cuatro años con un cómodo 5-2 al que las elecciones dieron la vuelta.