Gobierno vasco emplaza a abandonar "descalificaciones genéricas" sobre las Cuentas y ofrecer "alternativas concretas"

Josu Erkoreka
El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka, ha emplazado a los Grupos parlamentarios a que, ante la nueva roda de contactos que se desarrollará esta semana, abandonen sus "descalificaciones genéricas" sobre las Cuentas y ofrezcan "alternativas concretas".
BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)



El Gobierno vasco ha citado a la oposición, en los próximos días, a sondear las posibilidades de acuerdo presupuestario, tras un primer contacto para presentar las líneas maestra del presupuesto, a finales del pasado mes de febrero.

En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Erkoreka ha asegurado que la ronda que el Ejecutivo autonómico iniciará esta semana con los diferentes partidos "incluirá a todos", aunque, en principio, el 'cruce de agendas' haya impedido concretar la cita con EH Bildu. "No hemos excluido a ninguna formación de la llamada a un posible acuerdo", ha dicho.

El portavoz del Gobierno ha insistido en que "el problema" no es "con quién se pacta, sino en qué condiciones". "Lo que podría llamar la atención es el contenido del hipotético acuerdo, pero, en política, cuando un Parlamento está fragmentado y el Gobierno requiere constituir mayorías, se suelen formar a veces mayorías caprichosas", ha manifestado.

Preguntado por la exigencia, tanto del PSE como de EH Bildu para revisar el capítulo de ingresos de las Cuentas como premisa para poder lograr un consenso, Erkoreka ha afirmado que ambas formaciones "hicieron, hace un par de meses, un planteamiento en relación a los ingresos que es el contrario al que formulan ahora".

Ha aludido al planteamiento que, hace dos meses, el diputado general de Bizkaia "formuló de revisión de los ingresos en función de una modificación de la normativa tributaria y ha recordado que tanto la coalición soberanista como los socialistas vascos "salieron en contra de esa hipótesis".

"El PSE, además, con epítetos estridentes, al calificar la propuesta de demagógica tramposa y artificio contable. Ahora que dos meses después se desdigan de arriba a abajo y planteen lo mismo, no deja de llamar la atención", ha señalado.

No obstante, ha manifestado, en relación a la exigencia, que "hay que ver cómo plantean desde un punto de vista técnico qué ingresos hay que incorporar". "No sé qué es lo que se plantea de cara a revisar el presupuesto, habría que ver cómo lo articulan, ya que, de entrada, habría que revisar el acuerdo del Consejo Vasco de finanzas (CVF)", ha puntualizado.

DEBERES

El portavoz ha asegurado que el Gabinete Urkullu "ha hecho sus deberes", ya que, después de que el 12 de marzo aprobara su proyecto presupuestario, los consejeros comparecieron en comisión para ofrecer explicaciones y, más tarde, ha respondido por escrito a las dudas.

"Hemos cumplido plenamente el trámite y ahora es el turno de los grupos que deben pasar de las vaguedades y generalidades a las concreciones", ha señalado.

Según Erkoreka, ahora se debería escuchar "en lo concreto" las alternativas de los grupos parlamentarios, sin que estos "insistan en mensajes genéricos e imprecisos". "Que digan donde se incumplen las previsiones que ellos consideran imprescindibles para sacar Euskadi adelante. La sociedad vasca desea escuchar su alternativa concreta no su descalificación genérica", ha manifestado.

Preguntado por si el Gobierno vasco cuenta con un 'Plan B' con el que afrontar el año, ante el rechazo a su proyecto, ha dicho que "la prórroga es posible ya, que en lo que se lleva de ejercicio 2013 se opera con las cuentas de 2012".

"Pero siempre plantea problemas, porque lo que se prorroga es el gasto pero no el ingreso. Operamos con un documento ficticio porque están por encima de los ingresos disponibles", ha precisado.

A su juicio, no se pueden acometer las políticas económicas" que requiere el momento", sino "reproducir las del Gobierno pasado sin cambios" cuando se atraviesa "un momento en que la economía exige adoptar medidas distintas".

"Además muchas de las medidas de 2012 tampoco se podrían adoptar, porque el propio régimen de prórroga lo prohíbe como las subvenciones nominativas. El Gobierno estaría atado de pies y manos para llevar a cabo", ha concluido.