Gobierno, CCAA y sector agrario se unen para rechazar la reforma de la PAC

España será "contundente" en el consejo de ministros de la Unión Europea que se celebrará el 20 de octubre y donde expondrá la "posición de país" acordada
El Gobierno, las comunidades autónomas y las organizaciones y cooperativas agrarias se han unido para trasladar a Bruselas el rechazo "frontal" de España a una propuesta de reforma de la Política Agraria Común (PAC) que, a su juicio, "no sirve", porque afecta "gravemente" a la agricultura española.

Tras la celebración del Consejo Consultivo de Agricultura, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, afirmó que España será "contundente" en el consejo de ministros de la Unión Europea que se celebrará el 20 de octubre y donde expondrá la "posición de país" acordada este lunes.

Aguilar afirmó que España planteará su oposición a la ficha financiera e instará al comisario Dacian Ciolos a que "primero se aclare el presupuesto con el que va a contar la agricultura europea y después se proponga la reforma que corresponda". En su opinión, la ficha financiera inicial, que "ya supone un recorte", debe "reforzarse e ir a más".

El acuerdo alcanzado por el Gobierno y las comunidades autónomas para tener "una sola voz" ante la reforma de la PAC prima, según la ministra, el interés de la agricultura española. "El acuerdo significa poner a los agricultores en el primer lugar", apuntó.

La titular del ramo aseguró que el Gobierno trabaja ya con todos los Estados miembros con los que tiene una "mirada común" hacia la propuesta, como Francia, Alemania, Italia, Portugal y Grecia.

"Retroceso" para España
Además, señaló que el Parlamento europeo tendrá que pronunciarse también en relación con la reforma, por lo que el Ministerio pretende reunir a los europarlamentarios españoles a fin de "trasladarles el acuerdo alcanzado y pedirles el rechazo total a una reforma que supondría un retroceso para la producción española".

En concreto, el Gobierno y las comunidades autónomas rechazan la propuesta de 'tasa plana' en los pagos directos, al entender que "va en contra de la agricultura productiva y no tiene en cuenta a la agricultura mediterránea", y muestran su "discrepancia total" con la definición de 'agricultor activo'.

Igualmente, España "no consentirá" que se apruebe una cofinanciación superior al 50% en el segundo pilar de la PAC, el desarrollo rural, y reivindicará que este pilar recoja "apoyos concretos" a la mujer en el ámbito de la agricultura y propuestas para el rejuvenecimiento de la actividad agraria.

Gobierno y comunidades autónomas también consideran que las medidas de gestión de mercado son insuficientes, porque "no se tiene en cuenta la realidad actual en relación con las crisis alimentarias y con la volatilidad de los precios que ha perjudicado de manera tan importante a la ganadería".