Globalia, de números rojos a un beneficio de 45 millones en un año

Juan José Hidalgo, empresario salmantino

Hidalgo justifica el ERE y asegura que Barajas se mantendría aun con la desaparición de Iberia. Además reitera su reticencia hacia las compañías 'low cost' "porque no existen". 

El grupo Globalia prevé lograr un beneficio de 45 millones de euros al cierre del ejercicio actual, frente a las pérdidas registradas en 2012, que cerró con unos 'números rojos' de 17 millones de euros, según avanzó su presidente, el salmantino Juan José Hidalgo.

 

Hidalgo se ha mostrado positivo con respecto al futuro de la compañía, tras reiterar la necesidad del ERE realizado en las agencias de Halcón Viajes y Viajes Ecuador para reestructurar la empresa y evitar el cierre. Según Hidalgo, la red de agencias del grupo estaba estructurada para vender un 100% más de lo que vendía.

 

No obstante, el grupo ha visto sus clientes reducidos a la mitad desde el inicio de la crisis, debido al descenso del consumo y el aumento del paro. En el transporte, la empresa se mantiene al mismo nivel que hace una década.

 

En el caso concreto de Madrid, Hidalgo ve necesario llevar a cabo iniciativas que impulsen el turismo hacia Madrid, por ejemplo los fines de semana, y que ayuden a incrementar la demanda en hoteles y restaurantes, que no superan el 60% de ocupación. Sin embargo, no señala al aeropuerto como la "solución al turismo" ya que existen otros medios como el AVE, para llegar al destino.

 

"Madrid tiene mucho que enseñar y muy buenas conexiones", aseguró Hidalgo, quien ha restado importancia a la situación vivida en la capital con respecto a la huelga de basuras ya que "no es tan drástica como se está poniendo" de cara a la recepción de turistas.

 

IBERIA EXPRESS PUEDE CRECER A COSTA DE LA MATRIZ 

 

Acerca de la situación de Barajas, Hidalgo considera que se ha demostrado que no es necesaria la inversión de la T4 y la terminal 'satélite' realizada por Aena valorada en 4.000 millones de euros. "Ahora estamos preparados para crecer pero con grandes costos a las espaldas", señaló.

 

En esta línea, Hidalgo también se ha referido a la situación de la española Iberia, mostrándose contrario a las declaraciones realizas por el futuro de la presidente de la compañía, Luis Gallego, en las que vaticinaba la caída de Barajas si no se llevaba a cabo la reestructuración de la aerolínea.

 

Ante esto, Hidalgo ha afirmado que la situación del aeropuerto español se mantendrá igual si Iberia dejara de volar, ya que sus vuelos "serían operados inmediatamente por otras compañías", poniendo como ejemplo a su propia aerolínea, Air Europa, que registra crecimientos del 20% anuales.

 

En términos similares, el empresario salmantino, tras mostrar sus reticencias hacia las compañías 'low cost', considera que Iberia Express, puede crecer pero en detrimento de "Iberia madre", y por tanto, no es la solución. En opinión de Hidalgo, las compañías de bajos coste no existen puesto que el 90% de los costes aéreos son fijos para todo tipo de aerolíneas.