Gitano sí: Con orgullo y con autocrítica pero nada de trapacero

Una joven gitana universitaria se dirige a los presentes en el Teatro Caja Duero (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Salamanca ha conmemorado de forma especial este 8 de abril el Día Internacional del pueblo gitano con un concierto en el que, junto a los payos, han disfrutado de un gran espectáculo flamenco. 

Los gitanos de Salamanca, como los de todo el mundo, han celebrado este 8 de abril el Dia Internacional del pueblo gitano y es que un ocho de abril de 1971 se celebró en Londres el Primer Congreso Internacional del Pueblo Gitano. 

 

Una fecha para celebrar y también para reivindicar sus costumbres, su historia, sus capacidades, sus tradiciones y su capacidad de convivencia, pero también para hacer autocrítica y en eso se ha incidido en los prolegómenos del concierto celebrado en el Teatro Caja Duero donde en diferentes discursos se ha aludido a la escolarización y la educación de los más pequeños como el reto en el que está especialmente involucrado el pueblo gitano y en el que hay que insistir. 

 

"Tolerancia y respeto para así ser más libres y fuertes todos, payos y gitanos. Convivmos y actos como este deben ser un ejemplo porque este es un día de fiesta no para los gitanos sino para la sociedad salmantina", ha señalado la concejala Cristina Klimovicz, una de las autoridades presentes.

 

También han tomado la palabra representantes de la Fundación para el Secretariado gitano así como un par de jóvenes que han dado su visión sobre su pueblo, a la vez que han insistido de nuevo en el valor de la educación y han reivindicado también la importancia de la mujer. La frase que ha cerrado los discursos y que ha arrancado más aplausos ha sido la de una universitaria gitana que se ha dirigido nada más y nada menos que a la Real Academia de la Lengua: "Soy gitana, sí. No soy trapacera". (en alusión a una definición aprobada por los academicos que relaciona este término con el pueblo gitano).

 

El vídeo "La Leonor real y otros niños reales", de la Fundación de Secretariado gitano ha servido casi como epílogo de los discursos. Sobran las palabras: 

 

 

Acabaron las palabras y empezó el espectáculo. Puro flamenco y olés para celebrar un día de fiesta. 

 

Noticias relacionadas