Gil Robles recuerda la figura de Joaquín Ruiz-Giménez en un nuevo debate de “Cuadernos para el Diálogo”

Aforo completo en la sesión vespertina que se ha celebrado en el Aula de Grados.

El vicerrector de Investigación, Innovación y Nuevas Tecnologías de la UPSA, Antonio Sánchez Cabaco, ha presentado esta mañana a los ponentes del nuevo debate que ha tenido lugar esta mañana en el Aula de Grados de la UPSA. La periodista Soledad Gallego Díaz, el ex director de CD, Félix Santos y el profesor y experto de “CD”, Javier Davara Torrego han abordado el tema “franquismo, las limitaciones a la libertad de expresión y Cuadernos para el Diálogo: precursor del periodismo político”. El ex presidente del Parlamento Europeo, Gil Robles, ha sido el moderador de esta nueva sesión en la que ha asegurado que “Cuadernos nació como un intento de liberalización cultural; intentaba comprender las distintas posiciones que la sociedad tenía en aquel momento. Día a día, ensanchaba esos límites hasta llegar a la libertad”. Además, Gil Robles ha recordado la figura de Joaquín Ruiz-Giménez asegurando que “era un hombre que estaba siempre pendiente de comprender al otro, siempre estaba a la escucha”. El ex presidente del Parlamento Europeo no ha dejado pasar la oportunidad para afirmar que “la publicación era muy pesada, éramos sesudos y resultaba pesado pero gracias a eso, se pudo sobrepasar sus límites”.

 

El ex director de la revista, Félix Santos, ha definido una serie de elementos clave que Cuadernos destacaba en todos sus números como “la actitud crítica y el diálogo ante todos y para todos”. “La revista no era partidista ni respondía a banderas, un propósito enunciado en el primer número de la publicación que podría haberse quedado en un mero propósito, pero que se cumplió estrictamente gracias a la solidaridad política e ideológica de Ruiz-Giménez. La pluralidad de la revista pasó a ser indiscutible desde el primer momento”, aseguró el ex director de CD. "Aprendí, gracias a Ruiz-Gimenez, a rehuir el lenguaje hiriente y agresivo. Primaba el uso correcto del lenguaje. Nunca se rechazó un artículo por razones ideológicas: ante todo estaba la libertad de expresión”, ha señalado. Félix Santos ha explicado que los análisis y debates que se llevaban a cabo en Cuadernos para el Diálogo son aún un buen ejemplo teniendo en cuenta el “momento tan convulso y complejo que vivimos”.

 

La periodista Soledad Gallego ha reconocido que los periodistas que colaboraban con CD se sentían comprometido con el proyecto, que “era democrático”. Por otra parte, la periodista ha querido agradecer a la UPSA el hecho de que recuperara esta revista medio siglo después ya que, para ella, “era un intento por rescatar el respeto en los debates y en las formas en las que se producen el diálogo”. Soledad Gallego ha asegurado que “el periodismo de investigación se inició con Cuadernos para el Diálogo con la colaboración de periodistas internacionales y nunca se ha reconocido el mérito, el trabajo y la influencia de la publicación”.

 

El experto en CD, Javier Davara Torrego, comenzó su exposición explicando que la Ley de Prensa que había en el momento en el que surge la revista era una ley de guerra que controlaba la información. “El ecosistema informativo de aquellos años coincidió con una época de expansión de las revistas”, ha explicado Davara. Recordando la publicación, el experto recordó que “sin ser la revista más castigada por la censura, CD destacó siempre por la elegancia en su lenguaje”.

 

En la sesión celebrada por la tarde en la UPSA se han tratado los retos del periodismo político. Los encargados de dar vida a este encuentro han sido el director del Norte de Castilla,  Carlos Aganzo, el director de Onda Cero Castilla y León, Ignacio Fernández, y el director de COPE en Castilla y León, Luis Jaramillo.

 

El éxito de la convocatoria ha sido rotundo y una vez más el Aula de Grados de la Universidad Pontificia ha llenado su aforo.

 

La intervención de Carlos Aganzo abrió la ronda de opiniones de manera rotunda: “El periodismo político se confunde con periodismo de partidos, y el periodismo de partidos con periodismo de PP y PSOE; este periodismo está muerto”. En esta misma línea crítica ha estado Ignacio Fernández, que considera que la información política se ha trivializado y que las peleas entre siglas de partidos sólo sirven hoy para entretener: “Es un arte circense para ver quién da el espectáculo mayor”. La fórmula para cambiar la situación actual la ha aportado Luis Jaramillo afirmando: “Tenemos que proyectar en la política lo que queremos hacer de la sociedad”.

 

Los ponentes han dado a conocer profundas reflexiones de la actualidad social. ”Hoy necesitaríamos muchos cuadernos para dialogar y resolver la pregunta de a dónde queremos ir, esa es la gran pregunta” según Carlos Aganzo. Por su parte, Luis Jaramillo se lamentaba de que la sociedad civil y la sociedad política llevan caminos muy distintos y “que los medios de comunicación sólo responden a intereses políticos”.