Ghana se beneficia de una rigurosa expulsión

Ghana y Australia resolvieron con un empate a uno el encuentro que disputaron en Rustenburgo, en el que la selección australiana fue superior a su rival en el conjunto del partido a pesar de que jugó con diez hombres desde la expulsión de Kewell (m.24).
EFE / Johannesburgo

Hasta entonces, Australia había cobrado ventaja en el marcador con un tanto de Holman a los doce minutos, pero en la acción de la expulsión recibieron el empate de penalti, lo que no les impidió mantener la igualada hasta el descanso y estar más cerca de la victoria que su rival en la reanudación, ya que el empate les servía de un poco de cara a la clasificación. La jugada clave del partido fue la del tanto del empate ghanés. Corría el minuto 24 cuando un disparo de Mensah fue desviado con la mano en la línea de gol por Kewell. El italiano Rosetti señaló el correspondiente penalti y expulsó al jugador australiano. Gyan consiguió el segundo tanto de su equipo en el Mundial, ambos obtenidos de penalti, aunque ahora lanzó raso a la izquierda del portero.