Ghana quiere seguir siendo el orgullo africano

La selección de Ghana busca en su tercera participación mundialista continuar siendo el mejor país africano en la cita de Brasil, un logro que ya consiguió en Sudáfrica, donde se quedaron a un paso de alcanzar las semifinales del torneo, y lo hará amparada por un grupo experimentado y más sólido todavía.

 

FICHA TÉCNICA

Participaciones en Mundiales: 3 (2006, 2010 y 2014).

Títulos: Ninguno.

Mejor resultado: Cuartos de final (2010).

Palmarés: Cuatro Copas de África (1963, 1965, 1978 y 1982).

Cómo se clasificó: 'Play-off' ante Egipto.

Calendario fase de grupos:

17/06: 00:00 Natal Ghana - Estados Unidos.

21/06: 21.00 Fortaleza Alemania - Ghana.

26/06: 18.00 Brasilia Portugal - Ghana.

Sin embargo, la gloria en el continente negro sigue privándosele y en las dos últimas ediciones de la Copa África, que ha ganado hasta en cuatro ocasiones, ha finalizado cuarta, eliminada por Zambia y Burkina Faso respectivamente.

En cambio, en Sudáfrica fueron avanzando, superando la fase de grupos y el primer cruce contra los Estados Unidos, y luego protagonizaron uno de los duelos más vibrantes del torneo, cuando los penaltis ante Uruguay les impidieron estar en semifinales. Poco antes, en el último minuto de la prórroga, Ghana tuvo el pase cerca después de que Luis Suárez evitase un gol con la mano y fuese expulsado, pero en el lanzamiento de la pena máxima Asamoah Gyan estrelló el balón en el larguero.

A pesar de la tragedia, las 'Estrellas Negras' hicieron historia. Con sus cuartos de final igualaron la mejor actuación de una selección del continente africano en una Copa del Mundo, algo que sólo habían conseguido Camerún en Italia 1990 y Senegal en Corea y Japón 2002.

En Brasil, Ghana espera que la suerte no le sea tan cruel como en la cita africana. A ella llega con una trayectoria sin fisuras; dominó el Grupo D de la eliminatoria africana y en la tercera fase arrollaron a Egipto con un global de 7-3, en una eliminatoria sentenciada en el partido de ida con un contundente 6-1.

Ahora, bajo el mando de Kwesi Appiah, que afrontará como seleccionador su primera Copa del Mundo, las 'Estrellas Negras' forman un grupo mucho más fuerte y sólido, en el que a la experiencia de los Michael Essien o Asamoah Gyan se une la vitalidad y la juventud de un grupo en el que sólo el ex madridista pasa de la treintena (31).

El equipo se construye en base a un centro del campo rocoso, con los milanistas Sulley Muntari y Essien y el mediocentro de la Juventus Kwadwo Asamoah. Por delante de ellos, Kevin-Prince Boateng (Schalke 04) y André Ayew (Olympique) se harán cargo de las bandas, mientras que en punta estará el máximo artillero de la historia de la selección ghanesa (35), el capitán Asamoah Gyan (Al Ain).

El portero de los Orlando Pirates sudafricanos, Fatau Dauda, formará por delante de una defensa joven, con Jerry Akaminko (Eskisehirspor) y Rashid Sumaila (Mamelodi Sundowns) como pareja de centrales y Samel Inkoom (Platanias) y Daniel Opare (Standard Lieja) por los laterales.

Alcanzar los cuartos será casi misión imposible, en un grupo en el que Alemania y Portugal parecen claras candidatas a pelear por el primer puesto del grupo, y donde tendrá que empezar bien en su choque con Estados Unidos, que buscará revancha, para luego intentar sorprender a las dos favoritas.

BOATENG, EL RETORNO DEL HIJO PRÓDIGO

Después de un tiempo ausente tras renunciar a la selección, Kevin-Prince Boateng regresa al combinado nacional para tratar de hacer historia junto a sus compatriotas y para recuperar la condición de estrella que ha ostentado mientras estaba Michael Essien.

Boateng ha vuelto a brillar y a demostrar su pegada en el Schalke 04, al que llegó procedente de un AC Milan que se deshizo de él para mejorar sus cifras económicas y que aún se debe estar lamentando. En el equipo alemán se ha convertido en un líder y con él volverá a disputar la Liga de Campeones la próxima campaña.

El centrocampista, nacido en Berlín pero que renunció a jugar en la 'Mannschaft' para hacerlo con la selección de origen de su padre, rompe con el prototipo de jugador africano, veloz y con potencia y menos dotado técnicamente. Boateng posee una gran visión de juego, algo que no le impide además conservar el instinto goleador jugando de extremo.

En Brasil tratará de hacer dar un salto de calidad a su selección para alcanzar cotas mayores, en un campeonato en el que podría volver a cruzarse con su hermano Jerome, central en la selección alemana, en la fase de grupos.

APPIAH, LA APUESTA DE LA CASA

Hombre reconocido dentro de la Federación Ghanesa, Kwesi Appiah se convirtió en seleccionador nacional en abril de 2012, después de que al mando del serbio Goran Stevanovic, del que había sido segundo entrenador, las 'Estrellas Negras' cayesen ante Zambia en semifinales de la Copa de África de ese año.

Appiah, al que durante un buen tiempo se pudo ver estudiando los entrenamientos del Manchester City, ya dirigió al combinado sub-23, en el que ya había coincidido con muchos de los jugadores que posteriormente dieron el paso a la absoluta. Fue su única experiencia como director técnico. Como jugador, desarrolló toda su carrera como lateral izquierdo del Asante Kotoko ghanés.

Como máximo responsable de las 'Estrellas Negras', Appiah, de 54 años, ha mantenido la columna vertebral del grupo que alcanzó los cuartos de final de Sudáfrica y ha introducido savia nueva, una combinación que espera que le dé frutos en Brasil.