Geólogos y productores de energías renovables acuerdan promover la energía geotérmica en España

Tras la firma del acuerdo, el presidente del ICOG, Luis Suárez, ha señalado que este se une a "las acciones que desde el Colegio de Geólogos se están realizando tanto en congresos, como en foros y jornadas para explicar a la sociedad los beneficios de la energía geotérmica, una energía limpia, renovable, inagotable y barata; sin duda, una energía de futuro".
MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) y la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) han firmado un convenio de colaboración, con el objetivo de generar iniciativas, proyectos y propuestas encaminadas a promover la energía geotérmica en España. Para ello, ambas instituciones se comprometen a desarrollar acciones conjuntas para la implantación de esta energía.



De hecho, el convenio se firma después de que el Plan de Energías Renovables 2011-2020 haya recogido una demanda que el sector de la Geotermia y haya incorporado esta energía renovable a la planificación energética nacional y haya tenido en cuenta el aprovechamiento de su potencial para contribuir a los objetivos de la misma.

En este sentido, el presidente de la sección de Geotermia de Baja Entalpía de APPA, Íñigo Ruiz, ha señalado que el sector geotérmico valora "de forma muy positiva" que se haya tomado en consideración a "una de las más noveles energías renovables" en España y que se hayan propuesto una serie de medidas específicas para fomentar su desarrollo en los próximos años".

No obstante, el sector de la geotermia entiende que los objetivos establecidos en el PER 2011-2020 están "bastante alejados del verdadero potencial de generación" con el que cuenta, tanto la geotermia de alta entalpía para producción eléctrica como la geotermia de baja entalpía para producción térmica.

ACCIONES PARA MOSTRAR EL POTENCIAL DE LA GEOTERMIA

Entre las acciones llevadas a cabo recientemente para mostrar este potencial e impulsar su progresión de la geotermia, destacan la intervención del sector en el proceso de modificación del RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios); la elaboración de la publicación normalizada del RITE 'Diseño de Sistemas de Bomba de Calor Geotérmica'; y la participación en la elaboración de la norma de AENOR para el diseño, ejecución, y seguimiento de una instalación geotérmica somera de circuito cerrado vertical.

Además, en el plano tecnológico, se concluyó en 2011 la elaboración de la primera 'Agenda Estratégica de Innovación del sector geotérmico español', elaborada por los miembros de GEOPLAT-Plataforma Tecnológica Española de Geotermia. En la misma, se recogen las prioridades tecnológicas de este sector para los próximos años, cuya consecución significaría "un importante avance en la curva de aprendizaje de la energía geotérmica en España" y haría "posible" su transformación en una energía renovable "cada vez más competitiva".

LA ENERGÍA GEOTÉRMICA Y SUS USOS

La energía geotérmica es, de acuerdo con los firmantes del convenio, "una energía limpia y renovable, que aprovecha el calor del subsuelo para obtener energía en forma de calor de forma ecológica". Su utilidad va desde la producción de electricidad (energía geotérmica de alta temperatura o alta entalpía) hasta usos directos como calefacción y agua caliente sanitaria mediante bombas de calor (energía geotérmica somera o de baja entalpía).

A pesar de que las zonas de alta temperatura son "escasas" y se encuentran "generalmente ligadas a regiones de la corteza terrestre altamente inestables", el desarrollo de nuevas técnicas ha permitido aprovechar recursos geológicos de media y baja temperatura para producir electricidad y calor, lo que ha llevado a esta fuente de energía renovable a conocer "un auge considerable" en la última década a nivel mundial, según el ICOG y APPA.

Asimismo, han subrayado que esta energía geotérmica goza de interés es en el uso residencial, ya que para este tipo de instalaciones no se requieren perforaciones profundas y su inversión puede amortizarse en pocos años. Este tipo de energía, conocida como energía geotérmica somera, se basa en instalaciones que, mediante bombas de calor, extraen o ceden calor al subsuelo, según se quiera obtener refrigeración o calefacción.

Esta energía geotérmica somera se puede usar tanto en edificaciones con grandes requerimientos energéticos --hospitales, edificios de oficinas, bloques de viviendas, hoteles o facultades universitarias--, como en construcciones con menos consumo de energía, como pueden ser viviendas unifamiliares, casas de campo y chalés. Se puede implantar incluso en edificios ya construidos.

Entre las aplicaciones de esta energía se encuentran la calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración para viviendas, naves industriales y edificios públicos, producción de calor para invernaderos, mantenimiento de infraestructuras viarias y desalinización de agua marina, entre otras.