'Genio' Romero: "Siempre tendré la duda de si podía haber llegado más arriba en el fútbol"

José 'el Genio' Romero, en una de sus ya míticas arrancadas con balón (Foto: Cristian Martín)

El ex jugador del CD Guijuelo se despide del fútbol profesional con muchos recuerdos, entre ellos su debut en Primera con el 'Recre' y con la amargura de esta temporada y su año en blanco. Nadie olvida su gol a lo 'Panenka' en El Helmántico frente a la UD Salamanca.

 

 

EL 'GENIO' EN DETALLE

 

Su mejor momento en el fútbol: "El debut en Primera con el 'Recre' en la temporada 2006-07. Y también los cuatro primeros años en Guijuelo".

 

Su futuro: "Quiero quedarme en Guijuelo para aprender el oficio de cortar jamón, pero si no puede ser me buscaré la vida".

 

Su entrenador: "Siempre recordaré el año de Imanol Idiakez. Ha sido mi mejor temporada y fue gracias a él".

 

Su punto débil: "Soy muy débil mentalmente y me vengo rápido abajo. Sé que eso me ha privado de vivir del fútbol; es una espina que tengo clavada".

 

Sobre Chema Aragón: "Tiene su parte de responsabilidad en mi salida y creo que tampoco ha sido sincero. Pero le ha tocado el 'marrón'.

Dos acepciones de Genio, según la RAE: "Capacidad mental extraordinaria para crear o inventar cosas nuevas yadmirables. Índole o condición peculiar de algunas cosas".

 

Para un futbolista, quizá hay pocos momentos más felices que el debut en Primera División y más si es con el equipo de su tierra y a los 21 años. Pero, la vida, las circunstancias o el hecho de no haber tomado la decisión correcta en el momento oportuno pueden precipitar los acontecimientos del futuro. Igual que el hecho de saber ser frío y fuerte mentalmente ya que si la cabeza lo es todo en la vida, aún más lo es en el deporte.

 

Quizá por ello los genios son así, amados y odiados a partes iguales, tienen algo que los diferencia del resto; una cualidad que los hace estar por encima, sobresalir... aplicado al fútbol uno de los ejemplos es José Romero (Zalamea la Real, Huelva, 23/01/1985), un 'genio' con un talento innato que, muchas veces, ha desperdiciado.

 

Tal es así que a los 31 años recién cumplidos, dice adiós al fútbol de una manera profesional, "una decisión meditada pero que me ha costado mucho. Es a lo que me he dedicado desde los 7 años y de manera profesional desde los 19. Aunque creo que el mejor momento es ahora porque según está el fútbol y las condiciones, es lo mejor pensando en el futuro. Ahora tengo que buscarme la vida", asegura el 'genio'.

 

"Siempre he pensado que jugaría al fútbol por lo menos hasta los 35, pero la vida me ha llevado a tomar esta decisión. Ahora, tengo que buscar un trabajo aquí en Guijuelo, si puedo en una fábrica y labrarme un futuro lejos de este deporte que ya no practicaré de manera profesional, pero que no dejaré de lado", asegura.

 

De hecho, su intención es seguir disfrutando de un deporte que "me lo ha dado todo", pero de otra manera, "a otro nivel, porque es muy duro decir adiós a algo que te gusta tanto", reconoce el ex del CD Guijuelo, José Romero.

 

Después de cuatro temporada en Guijuelo se marcha casi por la puerta de atrás en una segunda parte en el club salmantino que no ha sido positiva. Llegó en julio de 2015 tras pasar un año entero sin jugar al fútbol y después de otra temporada por la que pasí por La Roda y Arroyo jugando poco y sin apenas confianza.

 

"Siempre le estará agradecido al club por la oportunidad que me dio de volver a sentirme futbolista pero no ha podido ser. El entrenador decidió que no contaba conmigo y creo que la decisión ha sido deportiva. Aunque no creo que haya hecho las cosas bien, ni mucho menos. A mí creo que me pueden reprochar el que no lo haya dado todo en los entrenamientos, pero nada más", apunta Romero, quien también habla sobre su 'bendita cabeza'.

 

"Sé que siempre tendré la duda sobre si podía haber llegado o no más arriba en el fútbol. Soy muy débil de cabeza y me vengo rápido abajo y sé que eso me ha perjudicado mucho. No hay día que no lo piense pero ya no hay vuelta atrás", reconoce abiertamente.

 

Por ello, sus arrancadas con pelota para romper defensas y 'llevarse' jugadores quedan para la historia, igual que su capacidad física y su calidad con el balón en los pies, al alcance de muy pocos, con un talento que le podía haber valido para mucho más. Dice adiós muy pronto alguien que enmudeció El Helmántico un 23 de diciembre de 2012 anotando un gol a lo 'Panenka', tranformando un penalti que aún hoy se recuerda. Son gestos de 'genio', de alguien diferente para lo bueno y para lo malo... pero que no deja indiferente a nadie. Como tampoco lo hace su talento, en ocasiones desperdiciado.

 

Penalty a lo 'Panenka' anotado por José Romero en El Helmántico un 23 de diciembre de 2012 frente a la desaparecida UD Salamanca. (1'29'' - 1'36'')

 

El fútbol ya llora la pérdida de alquien que mimaba la pelota pero al que su cabeza tantas veces traicionó. Lo bueno o malo de los genios es que son así. Más llora el balón...