Gaspar Llamazares pregunta en el Congreso por las cargas policiales en Salamanca

Izquierda Unida considera desproporcionada la acción policial contra quienes se manifestaron pacíficamente en Salamanca aprovechando la presencia de Rajoy.

El pasado 17 de mayo, con motivo de la reunión interparlamentaria celebrada en el Parador de Salamanca por el Partido Popular, se blindó la ciudad con unos 200 policías nacionales, decenas de furgones y agentes de la UIP (brigada antidisturbios), procedentes de Valladolid.

 

Una veintena de personas se acercaron con una pancarta a las vallas del dispositivo policial que rodeaba el parador y allí, durante unos 45 minutos, corearon consignas de protesta contra los desahucios y la estafa de las preferentes, antes de disolverse. Según Izquierda Unida, varios agentes de policía cargaron contra los manifestantes que se retiraban y, sin mediar palabra, les golpearon, tanto en la calle como en un portal donde se habían refugiado, con un balance de cuatro detenidos y seis personas heridas, que necesitaron asistencia médica; cuatro manifestantes y dos policías resultaron ligeramente dañados en los puños.

 

En un comunicado de prensa del 12 de junio, Izquierda Unida asegura la existencia de un vídeo grabado en directo que muestra y demuestra una desproporcionada actuación policial y los golpes propinados a manifestantes sin razón alguna. En sus declaraciones ante el juez, una de las manifestantes denuncia que un agente le gritaba “Levántate, zorra” y otro le escupió a la cara. Asimismo, un chico que preguntó a uno de los agentes por el número de identificación fue contestado con “Toma, aquí tienes mi número, te vas a acordar de mí toda tu vida”, al tiempo que le golpeaba.

 

Izquierda Unida denuncia la desproporción de los medios empleados por las unidades policiales tras previsible instrucción política del Partido Popular, vulnerando el derecho a la libertad de expresión, la integridad física y la libertad de circulación contra los manifestantes, además del trato degradante, las injurias y la intimidación a los que fueron sometidos. Por eso, la formación de izquierdas, a través de su diputado Gaspar Llamazares y al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara,  ha presentado las siguientes preguntas al Gobierno, para las que se solicita respuesta escrita:

 

1)      ¿Qué medidas ha tomado o piensa tomar el Gobierno ante las agresiones realizadas por determinados agentes de la Policía Nacional y de la Unidad de Intervención Policial antidisturbios Nº7 de Valladolid, el 17 de mayo de 2013,  contra manifestantes que protestaban contra los desahucios ante el Parador de Salamanca?

 

2)      ¿Ha abierto o piensa abrir el Gobierno una investigación de estos hechos?

 

3)      ¿Qué medidas piensa tomar el Gobierno para impedir que determinados agentes policiales vulneren la integridad física de los ciudadanos, el derecho a la libertad de expresión y a la libertad de circulación y abusen del poder con injurias, trato degradante, discriminación sexual y denuncias falsas?