García Tejerina no cree que las industrias lácteas puedan trasladar la multa a ganaderos y consumidores

Explotación de vacuno de leche en Ávila

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha señalado que "no es tan fácil" que las industrias lácteas puedan trasladar la multa de 88,2 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ya que éste órgano está haciendo que "el mercado funcione".

A la actuación de la CNMC se suma además a las medidas adoptadas por el Gobierno para dar estabilidad a los ganaderos, entre ellas las contempladas en el denominado 'paquete lácteo'.

La titular de Agricultura ha considerado que la multa impuesta por el órgano presidido por José María Marín Quemada a nueve empresas del sector lácteo y dos patronales "no es menor" y ha confiado en que dicha sanción no perjudique a la viabilidad de la industria láctea porque, de ser así, tendría una repercusión "importante" sobre los propios ganaderos. "Y eso me preocupa", ha afirmado la ministra en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

García Tejerina ha reiterado que la CNMC es un órgano "absolutamente independiente" para decidir imponer una multa y su cuantía y serán las industrias las que digan si están conformes o no y si la recurren ante la Audiencia Nacional.