García Sierra pasa de testigo a imputado en la macrocausa por los contratos de la Diputación

Carlos García Sierra y el presidente de la Diputación de Salamanca. Foto: NSZ

El juez cita a Manuel Borrego y al vicepresidente de la Diputación a declarar los días 25 y 27 de este mes, a dos meses vista de las elecciones. García Sierra, que fue llamado en su día como testigo, es citado ahora como imputado-querellado. Sus declaraciones abrirán el procedimiento.

El vicepresidente de la Diputación de Salamanca, Carlos García Sierra, ha sido citado a declarar el próximo día 27 de marzo como imputado-querellado en la causa que se sigue sobre las irregularidades en obras de La Salina. Así se le ha sido notificado hoy mismo a las partes personadas, lo que significa el inicio del procedimiento que debe esclarecer la trama de contratos irregulares en la Diputación con la que al menos cinco empresas se beneficiaron de contratos por más de 12 millones de euros que se les fueron concedidos en procedimientos a medida desde el área de Fomento, dirigida políticamente por García Sierra y con el exjefe de área Manuel Borrego como técnico responsable.

 

En el auto, al que TRIBUNA ha tenido acceso, se señalan sendas fechas para las declaraciones de los que todo apunta son los máximos responsables del escándalo. El exdirector de área, Manuel Borrego, tendrá que prestar declaración el día 25 de marzo; y García Sierra ha sido citado para el día 27. Ambos han sido citados como imputados-querellados, ya que el proceso se abre a raíz de la querella presentada en su día por un lado por Cámara y Confaes y, por otro, por el PSOE, y a la que se sumó con una querella propia Izquierda Unida. En el auto se ha citado a dos personas más, igual que en su día se citó como testigos a varios técnicos de la Diputación. Una de ellas es Ricardo Barrientos, el nuevo responsable de área de Fomento que sustituyó a Borrego.

 

De este modo, el juzgado cambia la condición de García Sierra en este proceso, ya que pasa de testigo a imputado-querellado. Cuando semanas atrás fue citado por primera vez a declarar, el vicepresidente de la Diputación lo iba a hacer en condición de testigo, mientras Borrego sí iba como imputado. El cambio podría tener que ver con la aparición de nuevos elementos de juicio sobre la trama de irregularidades.

 

El juicio tiene en vilo al PP de Salamanca ya que García Sierra es una pieza clave de las candidaturas de la formación. Como actual vicepresidente y hombre fuerte de la Diputación, es necesario incluirlo en alguna lista para ser concejal si se ha decidido que repita, ya que de lo contrario no podría ser diputado provincial. Su imputación en el caso de los contratos de obras irregulares plantea la duda de si debe seguir siendo vicepresidente de La Salina.