Garbanzo y lenteja muestran una cosecha bien presentada pero huyen de los ‘excesos’ de la meteorología

Las lluvias del mes de abril han beneficiado a ambos cultivos

El Garbanzo de Pedrosillo y la Lenteja de La Armuña mantienen a día de hoy una cosecha bien presentada con unas previsiones de producción en la zona media alta, entre 800 y 1.000 kilogramos por tonelada en la lenteja o por encima de los 1.000 kilogramos en el garbanzo. Al menos eso es lo que indican las tierras sembradas de estas legumbres y leguminosas en la actualidad gracias a las lluvias del pasado mes de abril.

“La verdad es que si no hay excesos en lo meteorológico, ya sea mucho calor o las temidas tormentas de agua o granizo, la producción puede ser buena pero está claro que lo que ocurra en los próximos 30 días es clave para estos cultivos”, señala Nicolás Armenteros, director técnico de Legumbres de Calidad.

Sin embargo, el garbanzo presenta en algunas parcelas problemas de malas hierbas y las tierras están 'sucias’, debido a que las lluvias del pasado mes no dejaron a los herbicidas hacer su trabajo de erradicación de la maleza, pero no se prevé que reste mucho rendimiento.

Tampoco hay que olvidar el elevado precio que ambos cultivos presentan en la Lonja Provincial de Salamanca, ya que la Lenteja de la Armuña cotiza a 1.270 euros por tonelada, uno de los valores más altos de los últimos años y que lleva muchos meses al alza o repitiendo; por su parte, el Garbanzo Pedrosillano cotiza a 740 euros por tonelada, y presenta la misma situación que la lenteja.

El Centro de las Legumbres, listo
Por último, el Centro de las Legumbres, ubicado en la localidad de Pajares de la Laguna, está terminado a la espera de realizar el traslado de la actual sede ubicada en el polígono de Los Villares. Armenteros ha destacado que será a mediados de junio cuando comiencen a trabajar en el mismo.