Garban: "Dos equipos de la provincia en Segunda B, mejor que uno o ninguno"

A punto de empezar la pretemporada con el Logroñés, Garban visita el Campus del Santa Marta y habla tanto de lo que espera de su nueva temporada como del momento del fútbol salmantino. 

Sergio Sánchez, ‘Garban’ cada vez que se calza las botas de fútbol, apura sus últimos días de vacaciones antes de comenzar la pretemporada con su actual equipo el Club Deportivo Logroñés.  El descanso se acaba y reconoce que lo está “deseando” no en vano después de dos años podrá volver a realizar una pretemporada completa algo que las lesiones le impidieron en el Club Deportivo Guijuelo.

 

Completamente recuperado de la hernia de disco que sufrió, olvidada esa travesía por el desierto, el futbolista salmantino espera asentarse en el proyecto en el que se embarcó en el mercado de invierno pasado y de ello habló a los más pequeños en su visita al Campus de la Unión Deportiva Santa Marta, el club desde el que despegó.  “El Santa Marta siempre ha sido mi casa y les tengo mucho aprecio así que siempre que puedo si quieren vengo a este Campus. Lo único que les puedo decir a los pequeños es que se diviertan, que estudien y después lo del fútbol ya irá viniendo solo”.

 

Para estos pequeños que acuden a Campus el  fútbol es ahora un entretenimiento, para él desde el lunes en que comienza su pretemporada, su profesión que ahora espera poder disfrutar desde el primer día. “No he podido hacerlo los dos últimos años y no empezar la pretemporada desde el principio se nota bastante. Llevamos un mes largo de vacaciones así que tengo ganas de empezar y de que las cosas vayan bien porque la lesión ya está olvidada. No me duele nada, no he vuelto a tener molestias y a ver si se puede dar la mejor versión”.

 

Tras algo más de cuatro meses en Logroño las sensaciones son positivas. “Me han tratado muy bien, la ciudad es pequeña como Salamanca y se vive bien. Esperemos que esta temporada salga mejor que la anterior tanto a nivel personal como del equipo. Espero que ahora que puedo empezar desde el principio, lo pueda hacer lo mejor posible”.

 

A la espera de que se confirme la configuración de los grupos –retrasada hasta que se resuelva la situación con el nuevo proyecto de Juan José Hidalgo-, Garban habla de las diferencias entre el norte –en el que ha jugado con el Logroñés-, y el centro –que ha disputado con el Guijuelo-. “El grupo norte lo conocía de cuando también jugamos allí con el Guijuelo hace tres años y para mí siempre ha sido el más fuerte con los equipos vascos. A nosotros nos tocará ese grupo otra vez así que seguro que será una Liga difícil”.

 

Como salmantino ha seguido con atención lo que ha sucedido alrededor de la UDS. “Lo del Salamanca ha sido una pena después de tantos años y tanta historia detrás. Pero lo importante es que Salamanca va a tener otro equipo, que no se pierde el fútbol  en la ciudad. Una ciudad como esta después de tantos años de fútbol, que se lleva el palo de ver perder un equipo de 90 años, si encima se queda sin fútbol sería una pena porque siempre es bueno para todos. Ojalá puedan empezar de cero e ir creciendo a lo largo de los años. Si puede haber dos equipos de la provincia en Segunda B, mejor que uno o ninguno”.

 

Por supuesto también ha seguido las últimas horas del Guijuelo, inscrito para competir casi sobre la bocina: “Me alegro de que otra vez, aunque haya sido otra vez in extremis, salga adelante. Es un equipo al que le tengo cariño porque he estado varios años y lo que espero es que las cosas salgan adelante, se asienten y se gane estabilidad”.