Garabato se entrena al margen del grupo en una sesión en la que tampoco trabajó Razvan

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Óscar Valero se ha entrenado con normalidad con el Guijuelo tras el golpe sufrido en el costado en el partido frente al Celta B; Chuchi y Razvan serán baja para jugar contra el Marino.

El CD Guijuelo continúa preparando el choque frente al Marino de Luanco (domingo 30 de noviembre, 17.00 horas) en una nueva sesión preparatoria en la que el portero Sergio Garabato sigue al margen del grupo para recuperarse de su micro-rotura. Tampoco estuvieron ni Razvan con problemas físicos, ni Chuchi, que se rompió hace una semana y estará hasta final de año de baja.

 

Quien sí entrenó con normalidad fue Óscar Valero, que había sufrido un golpe en el costado en el partido frente al Celta B, pero que no ha trascendido a más.

 

El equipo salmantino trabajó aspectos tácticos en ataque y defensa con varios partidillos con el objetivo de generar acciones positivas en el aspecto ofensivo con transiciones por banda y en el robo rápido de la pelota.

 

Para el choque contra el Marino, no estarán seguro ni Chuchi ni Razvan mientras que Garabato es duda, aunque entrenará con el equipo antes del final de la semana.

 

Garabato se entrenó al margen (Foto: Chema Díez)