Ganemos 'sube la apuesta' y propone regular las actuaciones musicales en la calle

Ganemos presentará un proyecto de regulación de las actividades musicales en la vía pública y critica la incoherencia del PSOE al votar a favor de la prohibición, y presentar ahora una alegación de las ordenanzas.

El grupo municipal de Ganemos ha 'subido la apuesta' para establecer una excepción a la nueva ordenanza contra las despedidas de soltero para que la limitación al uso de instrumentos musicales no acabe afectando a los músicos de calle. Tras anunciar el PSOE su alegación, Ganemos ha recordado en una nota que "es el único grupo político que ha explicitado repetidas veces en los órganos municipales la  situación en que se encuentran los músicos y la inconstitucionalidad de la ordenanza de convivencia votando en contra de la modificación".

 

"Saludamos que el PSOE anuncie alegaciones a la modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana cuando ellos mismos votaron a favor de la modificación tanto en comisión como en el pleno y por varias veces", reprocha el grupo a los socialistas.

 

En el mes de julio PSOE, C's y PP aprobaron en comisión informativa y en el pleno de la corporación la modificación de la ordenanza de convivencia, incluyendo una nueva prohibición, a todas luces inconstitucional, que impide la utilización en la vía pública de “cualquier aparato de amplificación y reproducción del sonido y/o de la imagen, así como megáfonos o elementos similares”. Según pone de manifiesto Ganemos, y también el PSOE, esta redacción afectaría no sólo a las actividades musicales, si no también, y especialmente, "contra la libertad de información y expresión de las personas en la vía pública, como ya denunciamos tanto en comisión como en el pleno correspondiente, donde votamos en contra de la citada modificación".

 

Este grupo, además, se ha venido reuniendo desde entonces con distintos músicos y colectivos afectados, precisamente para solucionar lo que es un grave problema en la ciudad, al existir total discrecionalidad por parte del gobierno municipal para decidir quién puede tocar en la calle y quién no.

 

En este sentido se solicitó en la comisión de policía que el gobierno municipal redactara por escrito y publicitara el actual régimen, desconocido para los músicos, anunciando este grupo político que en próximas semanas presentaríamos un proyecto de regulación para su debate que solucionara la problemática actual, estableciendo los derechos y deberes de los músicos según las zonas de la ciudad, en distintos regímenes (libertad, comunicación y autorización expresa), acabando con la situación actual, donde está prohibida cualquier actividad musical, dejando al arbitrio de la policía local determinar quién puede tocar y quien no, según las instrucciones políticas del PP y el jefe de la policía local.