Ganemos quiere recuperar para la gestión pública el servicio de suministro de agua

Ganemos toma la iniciativa para municipalizar este servicio que ahora se presta a través de una empresa privada. Inicia conversaciones con PSOE y C's y lo llevará a un pleno.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha anunciado que va a iniciar las conversaciones necesarias para que el Ayuntamiento de Salamanca inicie la municipalización de un servicio esencial y de coste millonario, el del suministro de agua. Así lo han puesto de manifiesto esta mañana su portavoz, Virginia Carrera, y su concejal Gabriel Risco. Una iniciativa que vendrá precedida por conversaciones con los grupos de la oposición y que pretenden llegue a pleno, donde esperan que PSOE y, especialmente, Ciudadanos, den su respaldo.

 

La recuperación de este servicio para la gestión directa es un objetivo marcado desde hace tiempo por el grupo municipal Ganemos. Ya en el pasado pleno del día 28 de diciembre suscitó un amplio debate entre los grupos municipales en una cuestión concreta, la posibilidad de convertir lo que se cobra por tarifa privada en precio público. Esto cambiaría los criterios actuales, que pasarían de una gestión que tiene en cuenta el beneficio privado a otra en la que los ciudadanos sólo pagarían el coste del suministro, sin el añadido del beneficio de la empresa al estar, como ahora, el contrato hecho a través de concesión.

 

La votación arrojó el panorama de dos 'bandos' establecidos: por un lado, Ganemos que pedía estudiar la remunicipalización del servicio y el PSOE que apoyaba que pasara de tarifa privada a tasa pública, y por otro el PP que se mantiene en la gestión que se ha llevado a cabo desde hace décadas y Ciudadanos, que decidió abstenerse. Sin embargo, dejó la puerta abierta a pedir un informe de los técnicos municipales que dijeran si el cambio de privado a público era posible. Y esa es la puerta que Ganemos quiere abrir.

 

"No es cierto que esto no se pueda cambiar, hay otras administraciones municipales, otros ayuntamientos donde los pagos que la ciudadanía hace por estos servicios tienen la consideración de tasa con estos límites y efectivamente suponen un ahorro, puesto que ese dinero no se le va a regalar a la concesionaria", dijo en su día el concejal Gabriel Risco para criticar que el Ayuntamiento ingresaba 4 millones de euros de canon de la empresa por el servicio del agua y otros 700.000 euros por el alcantarillado. Esa cantidad corresponde con el canon del 28% que revierte Aqualia al Ayuntamiento de Salamanca de lo que recauda por las tarifas, y que según el concejal Fernando Rodríguez "después se lo devuelve a los ciudadanos en servicios públicos, en inversiones públicas o en gasto social" lo que negó que fuera "un negocio para el Ayuntamiento".

 

Así lo explicó en aquel pleno: "Hay que empezar por decir que el pago que los salmantinos hacen por estos servicios de suministro de agua y alcantarillado, tiene en este Ayuntamiento la consideración de precio privado. ¿Esto qué significa? Significa que se está cobrando por encima del coste real de estos servicios. Esto es lo que ocurre, esta es la realidad actual, los ciudadanos de Salamanca pagan más de lo que cuesta y el Ayuntamiento ingresa por estos servicios 4.727.000, 3.957.000 por el agua y 770.000 por el alcantarillado. Esta es la realidad que ocurre en nuestra ciudad, que el Ayuntamiento, dirigido por el Partido Popular hace negocio con un servicio esencial y básico, el servicio de agua".

 

En ese sentido se ha vuelto a manifestar el grupo Ganemos Salamanca, que considera que "el servicio del agua es un derecho y debe dejar de ser un negocio", según Risco, que califica el cambio como "una cuestión inaplazable" y que espera el apoyo de PSOE y Ciudadanos, aunque es en este donde está en juego la cuestión, ya que los socialistas ya pidieron el cambio de consideración del precio público.

Noticias relacionadas